Ley Orgánica de Educación. Valoración de CSI-F
21 de Diciembre de 2010

VALORACIÓN DEL COMITÉ EJECUTIVO DE ENSEÑANZA DE CSI-CSIF DE LA LOE

LA LOE UNA LEY DECEPCIONANTE Y QUE NO FAVORECE A LA ESCUELA PÚBLICA

El Sector de Enseñanza de CSI-CSIF en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional celebrada en Madrid los días 8 y 9 de junio de 2006, sobre la nueva ley general del sistema educativo -LOE-, emite la siguiente valoración.

CSI-CSIF considera que la nueva Ley educativa no responde a las expectativas que este sindicato había depositado en ella porque:

  • Una Ley tan importante para la marcha del país debería haber nacido con consenso y sin embargo, los apoyos que ha tenido sólo han llegado al 54%. Se ha perdido una oportunidad histórica para elaborar una Ley de Educación estable y con proyección de futuro, nacida del consenso y de la participación real de todos.
  • La LOE no cubre las expectativas que tenía el profesorado pues la crisis que vive el sistema educativo español es importante y, a juicio de CSI-CSIF, no se ha sido valiente en la introducción de los cambios que necesitaba la educación de nuestro país.
  • Además, aunque viene acompaña de una memoria económica carece de una Ley de Financiación que garantice realmente su total implantación.
  • El Gobierno no ha tenido en cuenta alguna de las enmiendas introducidas en el Senado, como la convocatoria extraordinaria para reducir el alto porcentaje de interinos, que tenía amplios apoyos parlamentarios y sindicales, entre los que se encontraba CSI-CSIF.

Esta Ley contiene algunos aspectos positivos, aunque insuficientes en algunos casos, que nos parece oportuno señalar:

  • Finalmente fija de forma clara los porcentajes de las enseñanzas básicas que corresponden al Estado y a las Comunidades Autónomas con lengua y sin lengua propia. Esta fue una exigencia de CSI-CSIF que denunció que en el Proyecto de Ley se redactaba de manera ambigua y poco clara.
  • La recuperación del carácter educativo de la educación infantil, algo que nos parecía necesario desde el punto de vista pedagógico y la gratuidad del segundo ciclo, aunque para CSI-CSIF esta gratuidad únicamente debería haberse hecho efectiva en los centros públicos dado que este periodo no constituye un tramo obligatorio.
  • Atención a la diversidad a lo largo de todas las etapas educativas.
  • El establecimiento de itinerarios en 4º ESO, aunque consideramos que deberían comenzar en 3º ESO y la posibilidad de acceder a los PCPIs a los 15 años, aunque nosotros pedíamos la generalización a esta edad con posibilidad de adelantarla un año con informe de Orientación
  • Incluye algunos de los aspectos de los acuerdos de mejora de las condiciones laborales del profesorado de 20 de octubre pasado, suscrito por CSI-CSIF, como, la prórroga de la jubilación anticipada incentivada y su extensión al colectivo de Seguridad Social, el acceso por concurso de méritos al Cuerpo de Catedráticos, la mejora de las condiciones laborales de los profesores de religión y la mejora en el acceso a la función pública

Pero, esta ley también contiene aspectos negativos que nos causan una gran preocupación:

  • Por primera vez en España desde la aprobación de la Constitución de 1978 se reconoce que los centros privados concertados prestan un servicio público al desarrollar las enseñanzas, dando el mismo tratamiento a ambas redes: privada y pública. Esto constituye para nosotros una dejación de funciones del Gobierno.
  • La vuelta a la comprensividad y a la promoción semiautomática. Se sigue sin reconocer que es necesario atender a la diversidad de intereses y motivación del alumnado, algo que sí han hecho los países que sacan buenos resultados en los informes internacionales
  • La inexistencia de exámenes extraordinarios en toda la etapa de la ESO, y su no ubicación en septiembre.
  • La concertación de niveles no obligatorios y el reconocimiento de la paga de antigüedad y la antigüedad misma de los profesores de la concertada con fondos públicos, mientras que a los interinos de la enseñanza pública se les niega la antigüedad.
  • La inexistencia en los centros de Infantil y Primaria de Departamentos de Orientación para el tratamiento de la atención a la diversidad.
  • El mantenimiento de las actuales ratios. Con los problemas de diversidad que hay en los centros docentes actualmente, se recuperan las ratios de los años noventa y se posibilita aumentarlas en un 10%. Esto es la prueba más fehaciente de que se quiere cargar, una vez más, sobre las espaldas del profesorado la atención a la diversidad.
  • La regulación de la escolarización, que elimina prácticamente las comisiones de escolarización, dejando a la decisión de cada Administración la reserva de plazas durante todo el curso para alumnos con necesidades específicas. Se cambia el concepto de zona por el de área. Con estas medidas ya anunciamos que la escuela pública será la receptora de la mayoría de los alumnos con necesidades específicas ya que los centros concertados seguirán seleccionando los alumnos con la anuencia de las Administraciones y el dinero procedentes de las arcas públicas.
  • La municipalización de la Educación puede provocar la desaparición del carácter nacional de los cuerpos docentes y la politización y la atomización de las condiciones laborales y retributivas.

En definitiva, una ley que favorece a la enseñanza privada concertada, pues, además de considerar esta red en igualdad de condiciones con la enseñanza pública en la prestación del servicio público de la educación, puede seguir permitiendo que la escolarización de los alumnos con necesidades educativas especiales se escolaricen mayoritariamente en la enseñanza pública. Una ley que no ha contado con las opiniones del profesorado en cuestiones tales como la implantación de itinerarios, la promoción o la adecuación de las enseñanzas a la motivación e intereses de los alumnos. Una ley finalmente que no va a solucionar los males del sistema educativo ya que recupera algunos conceptos y métodos de enseñanza que se han demostrado ineficaces para desarrollar un sistema educativo de calidad.

Por tanto no podemos estar satisfechos con una ley que, aunque contiene algunas mejoras largamente demandadas por el profesorado, no solo no constituye una defensa de la escuela pública, la única capaz de vertebrar el sistema educativo, sino que la aproxima a la subsidiariedad del sistema, mientras que para la escuela comercializada-concertada se abre un horizonte de muy buenas perspectivas. Pensamos que se ha perdido la oportunidad de elaborar una Ley que defienda la enseñanza pública sin ambigüedades y que garantice el acceso a la educación en términos de igualdad.

Sector Nacional de Enseñanza de CSI-CSIF

Madrid 9 de junio de 2006