CSIF muestra su “decepción” porque la Junta continúe con los recortes a los empleados públicos al no aceptar ninguna enmienda a los Presupuestos para recuperar sus derechos.
23 de Diciembre de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo de las administraciones públicas en Extremadura, considera “decepcionante” que la Junta de Extremadura no haya incorporado en el debate sobre los Presupuestos del año 2022 que se han aprobado hoy en la Asamblea de Extremadura ninguna de las enmiendas parciales que –a instancias de CSIF- le habían presentado los grupos de la oposición para recuperar los derechos perdidos de los empleados públicos en los últimos años. Entre ellos se encuentra el abono los atrasos pendientes de la subida salarial del 2% del año 2020 así como el desbloqueo de la carrera y desarrollo profesional y también la negociación de la carrera en el ámbito educativo.

Antes de este debate parlamentario, CSIF se había reunido con todos los grupos con representación en la Cámara Regional –incluido el Grupo Socialista- y les había trasladado la necesidad de asumir como propias las reivindicaciones de los empleados públicos, que vienen reclamando desde hace mucho tiempo únicamente lo que es suyo, por el ejemplo el pago de unos 400 euros de media que le adeuda la Junta de Extremadura a cada uno de ellos desde el año pasado y que, por el contrario, sí se ha pagado en el resto de las comunidades autónomas.

Sin embargo, desgraciadamente, el gobierno regional vuelve a desagraviar a sus trabajadores públicos y otro ejercicio presupuestario más estas cantidades no estarán reflejadas en las cuentas regionales, a pesar de que éstas han experimentado una subida, según los propios datos del gobierno regional, del 9%, para un total de 7.000 millones, es decir, 576,1 millones más que el ejercicio anterior.

Dichos trabajadores comprueban, un año más, como no son reconocidos ni por una subida salarial que les corresponde, aprobada a nivel nacional y cobrada por el resto de empleados públicos de España sin excepción, y tampoco se desbloquea la carrera y el desarrollo profesional; además, ni tan siquiera la Consejería de Educación se ha sentado a negociar la carrera profesional docente.

De esta manera, y tras comprobar que se han agotado todas las vías de diálogo, consenso y negociación con la Junta de Extremadura, CSIF anuncia que continuará con las movilizaciones y otras acciones de protesta con el inicio del año para denunciar que el gobierno regional continúa con los recortes a los empleados públicos y, por lo tanto, afectando directamente al funcionamiento de los servicios esenciales que se prestan a los ciudadanos, despreciando una vez más a los trabajadores públicos, que siguen estando en primer línea de batalla, como en los dos últimos años, para hacer frente a la pandemia en unas circunstancias laborales muy difíciles.