Benito Román: Es incomprensible que Junta no incluya a CSIF en la concertación social
28 de Octubre de 2021

El presidente de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Extremadura, Benito Román, ve "incomprensible" que este sindicato no esté en determinados foros de concertación social porque la Junta se está amparando en una ley que es "injusta, obsoleta y que está muy alejada de la realidad y la voluntad" de los trabajadores de la comunidad autónoma.

"No nos vale la excusa que utiliza la Junta para no convocarnos a esos foros, diciendo que no tenemos el 10 % de representatividad a nivel nacional" cuando, ha añadido, ya hay sentencias de la Audiencia Nacional donde se considera "totalmente improcedente" utilizar ese criterio que "solamente privilegia a dos organizaciones sindicales como son UGT y CCOO".

En una entrevista con EFE, Román ha incidido en que CSIF es el sindicato más representativo en las administraciones públicas en Extremadura, las cuales suman más de 91.800 empleados públicos (unos 50.400 de la Junta, 3.150 de la UEx, 24.100 de la administración local y 14.200 del Estado, según datos de esta organización).

Además, se ha preguntado que, si el aval de "casi el 16 %" de representatividad de todos los trabajadores de la región y "el 42,9 %" en el ámbito de gestión de la Junta de Extremadura "no es suficiente" para el Ejecutivo regional, "cuándo lo va a ser".

"No queremos pensar que la Junta solo quiera llamar a aquellas organizaciones a estos foros porque le dicen sí a todo lo que se le pone encima de la mesa", ha apuntado Román, para el que "el ejemplo más claro" está en el pacto del transporte sanitario terrestre, rubricado por CCOO y UGT, un acuerdo en el que -ha agregado- no participó CSIF y que recurrió en cuanto sus servicios jurídicos lo analizaron con detenimiento, por los "recortes" que supone.

CSIF, ha defendido Román, quiere estar en estos foros para llevar la voz de los trabajadores con "la mayor seriedad, profesionalidad e independencia política y económica posible" para mejorar las condiciones laborales, sociales y económicas de los trabajadores.

La definición del destino de los fondos europeos es una de las cuestiones en las que quiere participar y que deben servir para reforzar los servicios públicos, "arbitrar ayudas reales" que lleguen a los empresarios, autónomos y profesionales del campo, mejorar las infraestructuras, impulsar planes de formación que fomenten la "competitividad" de la región y, en definitiva, para que esta pueda "converger de una vez por todas con el resto de comunidades en igualdad de condiciones".

Además, es preciso impulsar "una modernización y transformación de todas y cada una de las administraciones públicas", poner nuevamente "en vanguardia" a los servicios básicos y esenciales, y "saldar la deuda" contraída con los empleados públicos, mostrándose "decepcionado" en este sentido con los presupuestos autonómicos para 2022 ya que no incluyen las partidas correspondientes para ello.

En concreto, para el desbloqueo de la carrera profesional y el abono de los atrasos pendientes de la subida salarial del 2 % del año 2020, "once meses en los que la administración regional debe unos 400 euros de media por empleado público".

Con unas cuentas regionales que crecen un 9 % de forma global, gracias en parte a la llegada de fondos europeos de recuperación, entiende que era el momento de aplicar esas políticas, una oportunidad perdida para Benito Román como también ha ocurrido con el teletrabajo.

"Cuando llegó la pandemia a los políticos se les llenó la boca de decir que el teletrabajo había venido para quedarse, pero hemos visto que una vez que esta afortunadamente está remitiendo, se ha ido" porque, a su juicio, falta voluntad política para "tomarse en serio" esta medida que ayudaría a modernizar el sector público.

Según Benito Román, no se ha hecho un estudio "concienzudo" de los puestos y plazas que sean susceptibles de llevarse a cabo en modalidad telemática y a partir de ahí llegar a "un acuerdo en todos y cada uno de los sectores" de la Junta, porque "la administración general de la comunidad y sanidad sí tienen un acuerdo sobre el teletrabajo, pero los docentes ni lo tienen ni se le espera".

Para el presidente de CSIF Extremadura, es necesario "definir exactamente" y "planificar" qué modelo de administración queremos para la comunidad, cómo vamos a hacerle la vida más fácil a los extremeños y, sobre todo, cómo podemos asegurar que "los servicios que tienen que recibir son de la mejor calidad posible".

De ahí que crea que a veces se lanzan propuestas, como la descentralización de organismos del Estado, "empezando la casa por el tejado". "Hablar de descentralización sin tener claro cuál es el modelo nos parece una auténtica barbaridad, es crear opinión sin fundamento", ha expresado.

Hay una serie de cuestiones que todavía no se han atendido, como la "alta tasa de temporalidad", que es "un grave problema para todas las administraciones públicas" y que la propia administración está utilizando "para adelgazar las plantillas y precarizar el empleo público".

Si realmente hubiese voluntad de solucionar este asunto, el Gobierno de España eliminaría la tasa de reposición para que las distintas administraciones pudiesen ofertar las plazas reales que se necesitan, pero, ha aseverado, "como no es así, se sigue racaneando en las ofertas de empleo público y los servicios básicos se siguen deteriorando con menos recursos humanos y más precariedad laboral".

Al mismo tiempo, ha instado a la Junta de Extremadura a que "vuelva a la senda del diálogo, la negociación y deje a un lado la imposición" en temas "tan sensibles" como, por ejemplo, el acceso a la función pública en la región.

Se está viendo que "lo que no sale en una negociación, tiene que ir CSIF a ganarlo en las sentencias correspondientes", ha indicado en relación a la necesidad de reducir la litigiosidad en este ámbito.