Educación blinda su presupuesto frente a los recortes para frenar el fracaso escolar.
31 de Agosto de 2011

► Trinidad Nogales se compromete con los sindicatos a optimizar recursos y negociar la aplicación de la Ley de Educación. El sistema extremeño será evaluado por el informe PISA en este curso para conocer puntos fuertes y debilidades.
Noticias Relacionadas: CSI-F rechazará recortes en los presupuestos y en las plantillas para el próximo curso.

Blindar la Educación frente a la crisis, luchar contra el abandono escolar prematuro y elevar la calidad del sistema extremeño. Son los tres compromisos que la consejera de Educación y Cultura, Trinidad Nogales, adquirió ayer ante los representantes sindicales que integran la mesa sectorial del ramo, aunque sin poner cifras encima de la mesa. Ambas partes se reunieron de forma oficial por primera vez en un encuentro en el que quedó latente la predisposición para negociar el desarrollo de la Ley de Educación de Extremadura (Leex), un sistema de sustituciones que permita cubrir las bajas docentes en 72 horas y la implantación de los exámenes de recuperación de septiembre para mejorar los resultados académicos.

El compromiso de Nogales fue claro: "Educación es una materia blindada frente a los recortes", lo que no impedirá que los centros tengan la obligación optimizar recursos "dentro de las políticas de austeridad que ha marcado el Gobierno autonómico". Las cuentas regionales para el 2012 se están elaborando en este momento y aunque la consejera no dio más detalles, incidió en que el presupuesto en este área no se tocará, lo que significa que el dinero con el que contará este departamento no será inferior a los 859,4 millones presupuestados para este año, que ya suponen una merma del 7% con respecto a los 977 millones que se destinaron a las aulas en el 2010. El dinero dedicado a Educación tampoco debería ser inferior al 6% del Producto Interior Bruto (PIB) extremeño ni suponer menos del 20% del total de las cuentas autonómicas, si se quiere cumplir lo que establece la Ley de Educación. Un reto en tiempos de crisis, ya que 859,4 millones de este año, apenas alcanza ese 6% del PIB.

Blindar el presupuesto era una de las principales peticiones de la mesa sectorial ya que lo considera fundamental contar con un sistema educativo de calidad que frene la tasa de abandono escolar (que se sitúa en el 33,6%) y palie, en la medida de lo posible, el índice de fracaso en las aulas, cifrado en el 32,4%. Pero para mejorar estas cifras, también hará falta contar con un número adecuado de profesores que no se puso encima de la mesa. En este sentido, el representante de la Federación de Enseñanza de CCOO, Tomás Chaves, exige "transparencia en las cifras y los datos sobre profesorado y alumnos para poder certificar que no haya ningún tipo de recortes en la dotación a los centros educativos". Datos que aún no se han dado a conocer.

Pero sin duda, la apuesta del próximo curso en este sentido será la reimplantación de los exámenes de recuperación de septiembre, cuestión que Junta y sindicatos abordarán en conjunto. También se negociará a lo largo de los próximos meses un sistema de sustituciones para el profesorado que permita cubrir las bajas laborales como máximo, en 72 horas, pero poco más se avanzó. Otro de los grandes puntos de encuentro de la reunión ha sido la propuesta del secretario general de Educación, César Díez Solís, de abrir una Mesa Técnica para tratar el desarrollo de la Ley de Educación, que entra en vigor en ese curso con el objetivo de que el 85% de los jóvenes extremeños termine el Bachillerato o realice FP. "Vamos a trabajar codo con codo porque todos estamos implicados en el desarrollo de la nueva ley", manifestó Nogales, cuyo principal objetivo es que el curso que arranca el próximo 13 de septiembre lo haga "con normalidad y todos los docentes en las aulas".

INFORME PISA Según explicó Díez Solís, otra de las novedades que incluye este curso que arranca es la participación de la región en el Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA).