CSIF EN EL PLENO DEL OBSERVATORIO DE LA CONVIVENCIA ESCOLAR DE EXTREMADURA 18-2-21
19 de Febrero de 2021

Con motivo de la convocatoria del Pleno del Observatorio de la Convivencia, desde CSIF planteamos a la Consejera, que preside el órgano, las numerosas peticiones que llevamos haciendo para mejorar la convivencia en los centros y las repercusiones que ésta tiene en el día a día de los miembros de la comunidad educativa en general y particularmente para los trabajadores de su Consejería a los que representamos.

El análisis de la incidencia de conductas contrarias a la adecuada convivencia está sesgado por la pandemia ya que desde el 14 de marzo de 2020 sufrimos el confinamiento y entramos en la enseñanza online. Esto ha supuesto una nueva dimensión y casuística distinta en cuanto a conductas disruptivas.

Agradecemos el estudio y la recogida de datos, así como aplaudimos el éxito del Programa de Ayuda entre iguales. Alumnos acompañantes, implantado en 2019/20 en 198 centros y en el curso actual 2020/21, en 225, con satisfactorios resultados.

Desde CSIF, reiteramos nuestras solicitudes ya expuestas anteriormente sobre la necesidad de formación específica para todos los miembros de la comunidad educativa, implementación de todos los Protocolos adecuados de acoso, la necesaria dignificación de la labor del docente y potenciación de su figura de autoridad, la difusión de experiencias satisfactorias de algunos centros y banco de recursos, la necesidad de crear una Ley de Convivencia para Extremadura, y otras cuestiones que consideramos urgentes:

  • Desde CSIF reclamamos la regulación del uso del móvil y equipos electrónicos similares en todos los centros educativos de nuestra comunidad con unas Instrucciones claras que prohíban su uso generalizado. Bien es cierto que esta tecnología nos ha permitido mantener la educación durante la pandemia, pero debe ser utilizada estrictamente para las horas lectivas y actividades necesarias de consulta. Los dispositivos móviles y las redes sociales distraen de la actividad académica en las aulas y favorecen posibles acciones contra la dignidad e integridad física y moral de todos los miembros de la comunidad educativa. No debe permitirse su uso en el recinto escolar por parte del alumnado. No obstante, el director podrá autorizar su uso en el marco del desarrollo de una actividad didáctica debidamente programada por el profesor de la materia. Es primordial que se ofrezca formación en redes sociales, para el profesorado y trabajadores de los centros, con el fin de prevenir posibles actos delictivos en este sentido.
  • La Consejería debe dar respuesta a las necesidades de potenciación de un adecuado modelo de Orientación en nuestros centros que permita a sus profesionales atender a todo el alumnado, asesorar al profesorado y orientar a las familias. Debe incrementar con urgencia la dotación de personal de los Equipos de Orientación Específicos de Problemas graves de conducta. Es un recurso con muy pocos profesionales que realizan una labor ingente para llegar a todos los centros debido al gran número de estos casos en todos los centros de Extremadura, y que no les permite reforzar la prevención tan necesaria con las ridículas plantillas de que disponen. Deben componerse principalmente por docentes orientadores, profesores de Servicios a la Comunidad y favorecer el incremento de educadores sociales en los centros.
  • Refuerzo del personal de los servicios de prevención y salud laboral, y especialmente psicólogos especialistas.
  • También desde 2018, en que se publicó en el DOE el DECRETO 19/2018, de 6 de febrero, por el que se creó y se regula el Registro de casos de agresión a profesionales del sistema sanitario público y centros sociosanitarios de la Comunidad Autónoma de Extremadura y se crea el fichero automatizado de datos de carácter personal del citado registro, le pedimos desde CSIF que considere trasladar a la Consejería de Educación esta buena iniciativa para que en nuestros centros, al margen del resto de actuaciones muy necesarias para la mejora de la convivencia, sus trabajadores se vean respaldados y protegidos por su administración en el ejercicio de la actividad laboral que desempeñan. Es interesante que se establezca un mapa de riesgo y queden identificadas las zonas o centros más susceptibles de padecer episodios de conflictividad, así como las situaciones, franjas horarias y espacios donde más se producen. El objetivo de esta iniciativa es la mejora de la actual situación y el control de los casos para que sean útiles en la prevención y control de las situaciones violentas referidas.

Todo ello puede ayudar a extraer conclusiones y recomendaciones que analizar en el seno del Observatorio, en el que CSIF participa gustoso para trabajar por la erradicación de la violencia en nuestros centros, en cualquiera de sus grados, fundamental para poder aprender y enseñar en condiciones óptimas.

Mercedes Barrado Pacheco

Representante de CSIF EDUCACIÓN EXTREMADURA en el Observatorio de la Convivencia

Educarex: