CSIF exige un protocolo de actuación ante las alertas meteorológicas mientras se aplica o no la Ley de Eficiencia Energética en las aulas
06 de Febrero de 2019

CSIF, sindicato mayoritario en la Educación extremeña, exige a la Consejería de Educación un protocolo de actuación ante las alertas meteorológicas, por calor o frío, mientras se aplica o no Ley de Eficiencia Energética en las aulas que se va a aprobar mañana en la Asamblea de Extremadura.

CSIF, que fue el primer sindicato en solicitar a la Consejería de Educación la reducción de la jornada lectiva en los centros educativos en las franjas horarias de más de calor, para evitar poner en riesgo la salud de alumnos y docentes, se muestra satisfecho por la aprobación de esta ley como un primer paso, pero la misma solo contempla la realización de una auditoría de necesidades en materia de eficiencia energética y climatización.

La consejería conoce perfectamente las necesidades de todos y cada uno de los centros educativos públicos en lo que a carencias de climatización se refiere y que debería haber solucionado hace tiempo.

CSIF apuesta por la elaboración de un protocolo autonómico, bien definido, que se aplique automáticamente ante las previsiones y alertas por calor o frío (nevadas) en nuestra región y que no se tenga que esperar a la convocatoria del consejo escolar ya que dilata mucho cualquier decisión sobre la reducción o no de la jornada escolar. Tener que llegar a las temperaturas de alerta para poder poner una solución rápida al acortamiento de la jornada, no es de recibo,

En este sentido, CSIF recuerda que ni los alumnos ni los docentes deberían encontrarse en situaciones de temperaturas por debajo de los 17⁰ y mucho menos por encima de los 27⁰ principalmente por el riesgo que supone para la salud realizar los esfuerzos motrices y cognitivos propios de la actividad de los centros, en estas situaciones.