CSIF agradece la Medalla de Extremadura para los trabajadores públicos esenciales durante la pandemia pero reclama a la Junta el incremento salarial del 2%
07 de Septiembre de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), agradece la Medalla de Extremadura que han recibido hoy los empleados públicos esenciales, que trabajaron de forma ejemplar durante los días más duros de la pandemia del Covid-19, pero reclama a la Junta, que además de este reconocimiento público, cumpla con los acuerdos firmados y restituya a todo el colectivo público el incremento salarial del 2%.

CSIF, como no puede ser de otra forma, considera muy adecuado este galardón para el personal sanitario y sociosanitario; los trabajadores y trabajadoras esenciales de ayuntamientos, diputaciones y de las residencias de mayores; además de los trabajadores y trabajadoras de Instituciones Penitenciarias, Educación, Transporte Sanitario Terrestre, Correos y Justicia, entre otros, porque realizaron su labor en unas condiciones muy complicadas, sin contar con los niveles adecuados de protección, lo que no les impidió, incluso, arriesgar sus vidas para salvar la de los demás.

Por eso, desde CSIF consideramos muy adecuado este agradecimiento público a su labor, en una festividad tan señalada para todos los extremeños como el Día de Extremadura, pero creemos que este reconocimiento no puede sólo quedarse en eso, en un mero testimonio simbólico de gratitud sino que se les debe el reconocimiento profesional que por derecho merecen los empleados públicos de la región. Y es que desde el pasado mes de enero –y cuando todavía no existía la crisis de la pandemia- se encuentran en un claro agravio comparativo con el resto de CCAA que sí han aplicado la subida salarial del 2% ratificada por el Gobierno Central y los agentes sociales.

En este sentido, CSIF que reclama desde hace meses a la Junta que cumpla con lo acordado y firmado porque los empleados públicos de Extremadura no son de segunda con respecto a los de otras regiones, han trabajado igual, se lo merecen de la misma forma y no están menos agotados psicológicamente. El Ejecutivo Regional no puede escudarse en la fragilidad de sus cuentas públicas como si en otras comunidades autónomas el COVID-19 no hubiera existido.

Así, desde CSIF pedimos menos medallas y más medios, además de la estabilidad en los contratos para los empleados públicos con el objetivo de que, entre todos, podamos seguir poniendo las bases para que el Estado de Bienestar no sufra el deterioro que ya se observa en algunos sectores, como en el de la atención primaria de nuestros centros de salud, por una falta clara de organización y medios.

CSIF a lo largo de este nuevo curso político volverá a reivindicar la subida salarial prometida del 2% para los empleados públicos, el desarrollo y carrera profesional, la reducción de las altas tasas de temporalidad laboral, la optimización del teletrabajo, la reducción de la jornada lectiva, la elaboración de un calendario concreto y con una previsión clara de las ofertas de empleo público necesarias, las mejoras en los protocolos de salud laboral. Siempre con el objetivo de mejorar el funcionamiento de la administración pública en Extremadura.