El Ministerio "se lava las manos" en el tema de la vacunación del personal de Justicia
- El Ministerio de Justicia responde a cuatro preguntas del senador Fernando de Rosa, sobre la vacunación del personal de Justicia que durante la pandemia fue considerado personal esencial

- Las preguntas se formularon en el mes de abril de este año y, mes y medio después, el Ministerio responde.
27 de Mayo de 2021

De entre las iniciativas de CSIF para lograr la consideración del personal de Justicia como grupo prioritario de vacunación, CSIF se puso en contacto con grupos parlamentarios para conseguir algún tipo de respuesta por parte del Ministerio.

Para CSIF, no era ni es aceptable que durante lo peor de la pandemia se aludiera al carácter esencial del servicio público de Justicia para obligar a abrir todas las sedes judiciales sin tener medios de protección adecuados ni suficientes, imponer turnos de trabajo por encima de lo sanitariamente recomendable o desescalar en la Administración de Justicia al margen de los plazos y requisitos del Ministerio de Sanidad; y que, cuando de lo que se trata es de vacunar a los servicios esenciales, la Justicia quedara fuera.

El Senador Fernando de Rosa preguntó al Ministro de Justicia sobre si existía o no un plan de vacunación y si se había tratado este tema con los representantes sindicales de los funcionarios/as de Justicia

Mes y medio más tarde el Ministerio ha respondido lo siguiente:

"En relación con las preguntas formuladas por Su Señoría que la elaboración y aprobación de los planes de vacunación corresponden al Comité Interterritorial integrado por el Ministerio de Sanidad y los departamentos de Sanidad de las CCAA"

El Ministerio de Justicia se salió, como se suele decir por la tangente. Ninguna de las preguntas formuladas se refería a la competencia para determinar el plan de vacunación. Quienes son los competentes, era y es público y notorio y, por este motivo, CSIF se dirigió al Ministerio de Sanidad y a los departamentos de salud de las CCAA con la misma petición.

Se trataba de que el Ministerio de Justicia diera la cara explicando por qué se expuso al personal de Justicia al virus atribuyéndoles la vitola de servicio esencial y, en el momento de la vacunación, no se hiciera nada por que Sanidad estatal y autonómicas incluyeran al personal de Justicia con otros grupos profesionales de servicios esenciales.

Desde CSIF lamentamos que el Ministerio de Justicia desprovechara la oportunidad de dar alguna explicación y/o contar qué gestiones se habían realizado para que el personal que dio la cara durante la pandemia con apenas mascarillas y geles, en los Juzgados; pudiera entrar en los grupos prioritarios de vacunación. Una explicación que, como mínimo, merecían los 65.000 empleados públicos de Justicia.