El Ministerio de Justicia presentará un nuevo borrador de reglamento de organización y estructura de los Institutos de Medicina Legal y Ciencias Forenses
- Para CSIF, el primer borrador tiene varios aspectos positivos, y supone un avance en la dignificación y puesta en valor del trabajo de los Médicos Forenses, pero a juicio de CSIF, adolece de algunas lagunas que se ponen de manifiesto en nuestras alegaciones
21 de Mayo de 2021

Para CSIF, el primer borrador tiene varios aspectos positivos, y supone un avance en la dignificación y puesta en valor del trabajo de los Médicos Forenses, pero a juicio de CSIF, adolece de algunas lagunas que se ponen de manifiesto en nuestras alegaciones:

  • olvida que en los IMLCF concurre personal de diferentes cuerpos de funcionarios y/o grupos profesionales y categorías laborales. Médicos Forenses, personal de Cuerpos generales de la Administración de Justicia, psicólogos, trabajadores sociales y auxiliares de autopsia (ahora deberían ser técnicos especialistas de anatomía patológica).
  • no aborda la situación dispar de psicólogos y trabajadores sociales (funcionarios en algunos sitios y personal laboral en otros) ni tampoco adapta la nueva titulación exigida para los tradicionalmente conocidos por auxiliares de autopsia. Por un lado, hay que abordar la posibilidad de establecer nuevos cuerpos especiales de funcionarios de la Administración de Justicia y por otro, debe erradicarse la práctica de obviar el grupo profesional y especialidad de los técnicos especialistas en anatomía patólogica, que conforme al IV Convenio único del personal laboral ya no pueden ser auxiliares.
  • no termina de determinar los elementos básicos de la estructura:

  • no se establece claramente la existencia de una oficina o unidad de gestión administrativa (donde están los cuerpos generales y donde debe haber reserva de función para personal de Justicia). Se cita una Secretaría General como una unidad de posible creación y sin definir nada más sobre ella.
  • no define la posibilidad de mantener sedes descentralizadas de cada instituto (aunque según dijeron en la reunión no quieren eliminar las Clínicas Médico forenses)

En relación con el tipo de personal que comparte centro de trabajo en los IMLCF, para CSIF el reglamento debe enumerar cuales son al igual que se hace en el artículo homólogo del reglamento del INTCF. Una cosa es que los Médicos Forenses sean más en número y otra cosa distinta olvidarse del resto de personal que también forma parte del IMLCF y desarrolla un papel esencial en el buen funcionamiento del mismo.

Por otro lado, el nuevo reglamento crea la figura del Coordinador de institutos y las Jefaturas de área que se suman a los puestos de Dirección y Subdirección como puestos de libre designación. CSIF, como siempre, se opone a la creación de este tipo de puestos, y volvemos a proponer que sean puestos singularizados provistos por concursos específicos donde se evalúen requisitos y méritos de forma totalmente objetiva.

CSIF tampoco va a aceptar que se busquen atajos llamando carrera profesional a lo que no lo es. La negociación de la carrera profesional pasa por un Real Decreto básico que el Ministerio debe negociar para todos los Cuerpos. Se trata de la carrera profesional horizontal que se consiguió introducir en la LOPJ en 2018. Si se quiere una carrera profesional vertical, que es lo que se propone a través de la consolidación de específico cuando se vuelve de un puesto de libre designación, se puede negociar, pero también para todo el personal de Justicia. No obstante, la forma más sencilla de evitar los atajos es hacer las cosas bien y que estos puestos de libre designación se conviertan en singularizados.

Para finalizar, en relación con el Consejo de dirección, CSIF solicitó:

  • Que se aclarara qué profesionales tienen acceso al mismo teniendo en cuenta que ya no hay sólo Médicos Forenses en el mismo y que parte del plan de actuación del Instituto debe referirse a la actividad de los equipos psicosociales o unidades de valoración integral.
  • Que se estableciera un sistema por el que se pueda determinar exactamente cuántos miembros tiene el Consejo de dirección a los efectos de establecer los quorum de asistencia y votación mínimos.
  • Que se aclare qué ocurre si el Consejo de Dirección no aprueba las propuestas de la Dirección (letras c) plan de actuación y g) plan de guardias del artículo 10 de la propuesta de Reglamento y que mayoría se exige. CSIF solicitó que se estableciera una mayoría mínima de 2/3 para que ambos planes salgan con un mínimo apoyo mayoritario.