Reconocido por primera vez el origen profesional del síndrome de sensibilidad química múltiple
29 de Marzo de 2011

El Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud (ISTAS) ha comunicado que se ha reconocido por primera vez el origen profesional del síndrome de sensibilidad química múltiple.



Según han indicado, la trabajadora, restauradora de cuadros, comenzó a notar el deterioro de su salud en 2008, sufriendo molestias de garganta, malestar general y gástrico, cefaleas, dermatitis, sequedad de mucosas, diarreas y dolores articulares ante la presencia de perfumes, pinturas, ambientadores, gasolina, lejía, cosméticos, insecticidas y productos de limpieza.

Ante estos hechos, solicitó la declaración de invalidez permanente total por enfermedad profesional, que le fue denegada.

Ahora, un juzgado de lo social de Madrid considera que la restauradora ha contraído el síndrome de sensibilidad química en el desempeño de su trabajo, y ha declarado su incapacidad permanente total por enfermedad profesional, ya que la mujer está limitada para realizar las tareas que conlleva su profesión habitual ante la pérdida de la tolerancia a los mencionados productos.