Un mal trabajo deprime más que estar en paro
18 de Marzo de 2011

Según un nuevo estudio realizado en Australia (y publicado por Occupational and Environmental Medicine), estar desempleado es peor para la salud que estar activo, ya que puede conducir a estados depresivos, de ansiedad y, en general, provocar diversos problemas de salud mental.

Sin embargo, el mismo estudio revela que un mal trabajo (teniendo en cuenta circunstancias como el propio control sobre la labor, el salario, la complejidad de las tareas, la seguridad laboral o la inseguridad sobre el futuro) es tan perjudicial para la salud mental, o incluso peor, que estar desempleado.

Así, los autores del estudio se cuestionan la conveniencia de las políticas de empleo basadas en la idea de que «cualquier trabajo es mejor que no tenerlo» y piden tener en cuenta, a la hora de elaborar estas políticas, la calidad psicosocial del empleo, ya que «cambiar el paro por un mal puesto de trabajo puede agudizar las depresiones y demás afecciones relacionadas».

16/03/2011

www.lexnova.es