Las empresas que apuesten por la seguridad vial cotizarán menos a la seguridad social
02 de Marzo de 2011


Las empresas que realicen planes de movilidad y seguridad vial para disminuir y prevenir la siniestralidad laboral podrán reducir las cotizaciones por contingencias profesionales a la Seguridad Social, para lo cual deben poner en marcha un plan de movilidad laboral.

Esto será posible después de que el vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, firmaran este martes un acuerdo de colaboración para prevenir los accidentes de trabajo relacionados con el trabajo.


Esta situación afecta tanto a los accidentes que tienen lugar al ir o al volver del trabajo (in itinere) como los que ocurren durante la jornada laboral (en misión).

En 2009, último año con datos consolidados, se registraron un total de 696.577 accidentes de trabajo con baja, de los cuales 68.833 (9,88%) fueron accidentes de tráfico, tanto en jornada de trabajo (19.498) como al ir o volver de él (49.335), y de ellos, 283 tuvieron resultado de muerte.

El plan de movilidad y seguridad vial que debe asumir una empresa incluye acciones como reconocer la importancia de la accidentalidad vial laboral y la voluntad de minimizarlo, que un departamento empresarial se responsabilice de su desarrollo, la recopilación de información sobre la movilidad de los trabajadores y la compilación de estadísticas e investigaciones de los accidentes, una evaluación de riesgos, la puesta en marcha de medidas de prevención y la evaluación y el seguimiento del plan.

Alfredo Pérez Rubalcaba indicó que un accidente de tráfico es lo más antinatural que existe y recordó que en los últimos siete años ha habido un descenso constante en el número de muertos en las carreteras.

Si mejoramos la seguridad vial estamos mejorando la seguridad laboral y si mejoramos la siniestralidad laboral estamos mejorando la seguridad en nuestras carreteras, apuntó.

Rubalcaba señaló que el éxito de introducir la cultura de la seguridad vial en las empresas depende en buena parte de los empresarios, los sindicatos y las comunidades autónomas.

Por su parte, Valeriano Gómez destacó que un 34% de las muertes por accidentabilidad laboral ocurridas en 2009 estuvieron relacionadas con incidencias de tráfico, lo que supone el 85% de las muertes en los siniestros in itinere y un 18% en los ocurridos en la jornada laboral.

Gómez señaló que un 16% de los trabajadores afirma que los accidentes de tráfico o los atropellos representan uno de los principales riesgos en el desarrollo del trabajo y que los empleados más vulnerables son los que hacen un uso constante de vehículos, extremo que afecta al 6% de la población trabajadora.

Recalcó que el accidente de tráfico en el trabajo afecta frecuentemente a más de un trabajador y con cuatro años menos de promedio que quien se accidenta en el trabajo.

01/03/2011 - El Economista