La Junta mantiene recortes y bloquea derechos fundamentales a los empleados públicos de la región
-CSIF denuncia que el Gobierno regional sigue sin desarrollar la Ley 4/2011 y sin derogar puntos de la ‘Ley Cospedal’

-Los Presupuestos Generales deben contemplar mejoras en Función Pública
15 de Septiembre de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) subraya que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha continúa bloqueando derechos de los empleados públicos de la Administración autonómica y reclama el fin de los recortes en los Presupuestos Generales que han comenzado su trámite.

CSIF denuncia que el Gobierno regional que preside García-Page continúa sin desarrollar puntos fundamentales de la Ley 4/2011, de 10 de marzo, del Empleo Público de Castilla-La Mancha, como la implantación de la carrera profesional horizontal en los trabajadores de la Administración autonómica y la creación de nuevos grupos profesionales (Grupo B, de técnicos superiores, ya recogidos en el Estatuto Básico del Empleado Público).

El presidente de CSIF Castilla-La Mancha, Julio Retamosa, subraya que “para nosotros es fundamental el desarrollo de esta Ley 4/2011, pero sólo se ha cumplido en parte. A pesar de que la Junta ha anunciado que los próximos Presupuestos no tendrán recortes, lo cierto es que llevamos diez años de recortes”.

Retamosa pone el foco en la carrera profesional, ya que “priva de ascenso y expectativas de progreso profesional” a los trabajadores de la Administración regional, mientras que otras comunidades como Castilla y León, Murcia y Comunidad Valenciana sí lo tienen reconocido. Asimismo, la Junta debe modificar la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) y poner fin a las designaciones de asesores y altos cargos, que rompen los principios de igualdad, mérito y capacidad.

“La Junta intenta sacar pecho, pero no hay un compromiso con los servicios públicos y sus trabajadores”, señala Retamosa, que explica que la Junta se negó a incorporar los fondos adicionales (0,75%) del Acuerdo nacional 2018-2020 provocando que los empleados públicos perdiesen masa salarial, además de que no tiene previsto incrementar retribuciones el próximo año. A ello se suma que la Ley 1/2012 del Plan de Garantía de los Servicios Sociales Básicos, conocida como ‘Ley Cospedal’, continúa sin ser derogada.

Otros sectores en los que siguen sin haber mejoras, y no se prevén cambios, son Educación, con ratios elevadas y sin reducir horario lectivo, y Sanidad, que continúa con la carrera profesional paralizada y con el complemento de productividad sin abonar desde 2018, además de que aún no se ha regulado el Plan Concilia en este ámbito sanitario.