CSI·F intensificará las movilizaciones para evitar ‘in extremis’ la privatización del Registro Civil
12 de Marzo de 2015

El Ministerio aumentará los hechos registrales obligatorios y los aranceles, tras ceder a las presiones de registradores y notarios


La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato mayoritario en el sector de la Justicia, va a intensificar las movilizaciones para evitar ‘in extremis’ la privatización del Registro Civil, cuya reforma --a través del Proyecto de Ley de medidas de reforma administrativa en el ámbito de la Justicia y del Registro Civil— ha iniciado su trámite en el Congreso de los Diputados.


CSIF reclama al Ministerio de Justicia una explicación ante las diferentes informaciones publicadas en medios de comunicación en los últimos días, que corroboran punto por punto nuestras denuncias: el Ministerio va a introducir a hurtadillas el pago por el Registro Civil mediante un aumento de hechos registrales obligatorios, el incremento de los aranceles que cobran los Registradores por su trabajo en el Registro de la Propiedad, la aparición de aranceles por trámites del Registro civil y la financiación directa a través de los presupuestos generales del Estado.
Según las diferentes informaciones, estas pretensiones van incluidas en un borrador de enmiendas que prepara Justicia y que serán presentadas en el Congreso por el Grupo Parlamentario Popular. Ante esta situación, CSIF va a intensificar las movilizaciones contra la privatización del Registro Civil, y próximamente se pondrá en contacto con el resto de organizaciones sindicales, profesionales y ciudadanos para fijar su fecha.

CSIF denuncia la estrategia de manipulación de datos y de asfixia de medios que ha llevado a cabo el Ministerio de Justicia en lo que va de legislatura para justificar la privatización del Registro civil, sin tener en cuenta la dignidad profesional de miles de funcionarios de Justicia, su experiencia, formación y potencial para gestionar el Registro Civil.

CSIF ha presentado en el registro del Ministerio una petición de cese del Director General de Registros y Notariado, Javier Gómez Gallizo, por conflicto de intereses. Se da la circunstancia de que el director general pertenece al cuerpo de Registradores de la Propiedad, lo que supone un claro conflicto de intereses en la negociación que, en representación del Ministerio, está llevando a cabo para la privatización del Registro Civil a favor del cuerpo al que pertenece.