CSI·F destaca la profesionalidad de los trabajadores del Instituto Nacional de Estadística
05 de Marzo de 2015

Aprueban la evaluación de Eurostat

El informe del organismo europeo habla del magnífico trabajo de 3.145 profesionales en toda España, 212 en Castilla-La Mancha. Eurostat aconseja aumentar los recursos humanos ante una plantilla mermada durante los últimos años. También sugiere revisar la forma de nombramiento del presidente del INE para garantizar su desvinculación política

El Instituto Nacional de Estadística obtuvo una muy buena calificación en las evaluaciones que realiza Eurostat a todos los institutos de estadística europeos. La finalidad de estos exámenes es mejorar la transparencia en este proceso y la responsabilidad de los agentes implicados en el mismo, identificar las dificultades y los retrasos en relación con el cumplimiento de dicho código e incentivar la transferencia de conocimientos.
CSI·F destaca que Eurostat valora la labor efectuada en unas condiciones difíciles al ser un país con una estructura administrativa muy descentralizada donde existen múltiples productores oficiales de estadísticas. Los trabajos de coordinación y armonización de esos distintos estudios se convierte en un reto que el Instituto Nacional de Estadística Español supera con solvencia.
El organismo europeo recomienda dotar de más poder al INE, como el gran ente productor de estadísticas que debería ostentar un papel más protagonista como gran coordinador del resto de estadísticas y mayor acceso a los microdatos de los registros estadísticos relacionados con los impuestos.
Entre los elogios que dedica a su labor, Eurostat destaca el elevado grado de profesionalización con que cuenta su plantilla, el énfasis que ponen los trabajadores por obtener información de máxima calidad y cómo utiliza la metodología más moderna. CSI·F resalta que Eurostat aconseja aumentar los recursos humanos con que cuenta el organismo español.
También sugieren revisar la forma en la que se produce el nombramiento y cese del presidente del INE -a instancias del Gobierno de turno-, para garantizar su desvinculación política.