CSIF lamenta que muchos centros educativos sigan sin estar preparados frente las altas temperaturas en Córdoba
Educación
31 de Mayo de 2021

CSIF, primera fuerza sindical de la enseñanza pública en Córdoba y en Andalucía, denuncia que muchos centros educativos en la capital y en la provincia siguen sin estar preparados para afrontar las altas temperaturas que ya se alcanzan en sus instalaciones y que afectan al normal desarrollo de las clases. El sindicato recuerda que este problema se viene repitiendo desde hace años sin que las administraciones competentes terminen de completar las actuaciones necesarias para solucionar este problema

La responsable del Sector de Educación de CSIF Córdoba, Elena García, recuerda que fue en 2017 cuando la Junta de Andalucía aprobó un Programa de Climatización y Eficiencia Energética de los Centros Escolares Públicos en Andalucía para dar respuesta a esta problemática. Sin embargo, a día de hoy muchos colegios e institutos continúan sin contar con las medidas adecuadas para afrontar el calor extremo que suele registrarse en Córdoba desde finales de mayo.

En el caso concreto de la capital, el Ayuntamiento se comprometió el año pasado a tener listas las obras de climatización en 19 centros al inicio del curso escolar 2020-2021, algo que no ha sido posible en un gran número de ellos al no contar con la potencia eléctrica suficiente para que puedan funcionar los equipos de aire acondicionado. La lista de los colegios incluidos en este plan son el Mediterráneo, el Duque de Rivas, el Pedagogo García Navarro, el Juan de Mena, el San Fernando, el Fernán Pérez de Oliva, el San Lorenzo, el Concepción Arenal, el Mirasierra, el Maimónides, el Eduardo Lucena, el Albolafia, La Paz, el Santuario, el Antonio Gala, el Abderramán, el CP Miralbaida, el Hernán Ruiz y Los Ángeles.

Ante la presumible subida de las temperaturas que se registrará antes de la finalización del presente curso escolar y de cara a la vuelta de las clases en septiembre, García pide a la Delegación Territorial de Educación y Deporte que, al igual que ocurre cuando se producen inclemencias meteorológicas relacionadas con el frío, se activen protocolos de emergencia que adapten los periodos docentes a las horas de menos temperatura, además de que se contemple la suspensión de las clases a partir de las 12 de la mañana en los días de más calor.

La representante de CSIF recuerda que “el proceso de enseñanza y aprendizaje se hace inviable en las aulas a partir de temperaturas superiores a los 26 grados, aunque estos niveles se superan en numerosas ocasiones en los centros educativos cuando llegan estas fechas y al inicio del curso escolar en septiembre”. “Estas situaciones ponen en riesgo a los docentes y al alumnado, que son menores de edad cuyo cuidado y educación nos confían sus familias”, recalca García.