CSIF señala que la leve bajada del paro en abril demuestra que aún queda mucho para que la situación económica y laboral vuelva a la normalidad
Mercado Laboral
05 de Mayo de 2021

CSIF Córdoba considera positiva la bajada del paro registrada en abril, ya que supone dar continuidad a la disminución que también reflejó la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de este año que se conoció la semana pasada, aunque el descenso contabilizado el mes pasado fue muy leve. Las estadísticas hechas públicas hoy por el Ministerio de Trabajo y Economía Social señalan una aminoración del desempleo en abril en la provincia de 96 personas (-0,1%) respecto a marzo, dejando la cifra total de desocupados en 83.673.

La presidenta de CSIF en Córdoba, María Dolores Navajas, se alegra enormemente de aquellas personas que han podido encontrar un puesto de trabajo en el último mes, pero muestra una gran preocupación por el hecho de que la bajada del paro no haya tenido su traslado a la afiliación a la Seguridad Social, ya que el número de cotizantes se redujo en 852 personas (-0,3%), y por la situación de inquietud por su futuro de los 5.523 trabajadores que aún se mantienen en un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) en Córdoba. “Las noticias que se han conocido en las últimas semanas acerca de expedientes de regulación de empleo (ERE) en grandes empresas y en entidades financieras no invitan precisamente al optimismo”, recalca la dirigente sindical.

“Cada persona que sale de las listas del paro cuenta, pero los datos en Córdoba no son positivos. El ritmo de descenso es lento, lo que hace necesario impulsar medidas específicas para estimular el empleo y cambiar el modelo productivo como venimos reclamando desde CSIF”, declara Navajas.

La máxima responsable de CSIF en Córdoba señala que “todavía queda mucho para que la situación económica y laboral que tenía nuestra provincia antes de la crisis sanitaria de la Covid-19 como demuestra el hecho de que la bajada del desempleo que se produjo en abril de este año es muy inferior a los ejercicios previos a la pandemia, como es el caso de 2019 y 2018 en los que se anotaron sendas caídas del 1,4 y el 2,5 por ciento como consecuencia de que en abril comenzaban a realizarse un gran número de contrataciones en el sector turístico y hostelero de cara a la celebración del Mayo Festivo”. Asimismo, Navajas lamenta que los jóvenes vuelvan a ser uno de los colectivos con más dificultades para engancharse al mercado, ya que la cifra de parados de menos de 25 años se elevó casi un 3%.