CSIF denuncia las “pésimas” condiciones del Parque de Bomberos de La Carlota debido a unas obras
Administración Local
13 de Abril de 2021

CSIF denuncia las “penosas” condiciones en las que desarrollan su labor los profesionales del Parque de Bomberos de La Carlota debido a unas obras de reacondicionamiento que se están realizando en estas instalaciones. El sindicato ya informó hace algunas semanas a la Gerencia del Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios sobre esta problemática y los efectos nocivos que están sufriendo los efectivos del parque ante esta situación además de los riesgos para su integridad física, sin que hasta el momento se haya ofrecido alguna solución al respecto.

El delegado de la Sección Sindical de CSIF Córdoba en el Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios, Alfonso Rosero, informa de que el precario estado del edificio ha motivado que se vean expuestas directamente a las lluvias zonas de vital importancia para el servicio y los bomberos, como son los vestuarios y la zona de trajes de intervención, exponiéndolos a la humedad y dejándolos, de este modo, inservibles por tanto para el servicio. “Esta circunstancia es realmente preocupante e inadmisible porque se trata de una protección básica para los profesionales de este parque en su respuesta inmediata ante una emergencia, como es el caso de un incendio”, subraya el representante sindical.

Desde CSIF se reclama a los responsables del organismo dependiente de la Diputación de Córdoba que solucione esta situación en el plazo más breve posible o que paralicen las citadas hasta el momento en el que se puedan adoptar las medidas adecuadas para evitar que los efectivos sigan expuestos como se encuentran en la actualidad. El sindicato acudirá a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social si no se solventa esta problemática de forma urgente.

Al mismo tiempo, el máximo responsable de la Sección Sindical de CSIF Córdoba en el Consorcio quiere hacer pública la “nefasta” gestión administrativa en la construcción de este parque de bomberos, “unas instalaciones que, tras solo una década desde su apertura, ya tienen que someterse a una importante y costosa reforma integral por su falta de condiciones térmicas y de estanqueidad resultado de un inadecuado diseño donde primó lo estético a lo funcional”. A su juicio, “se cometió el error de apostar por realizar un parque de chapa en mitad de una campiña cordobesa que sufre unas insufribles temperaturas estivales, lo que convierten al edificio en una auténtica sauna, ejemplo vivo de una desastrosa gestión administrativa”.