CSIF Córdoba subraya la fuerte subida del paro entre los jóvenes en 2020
Mercado Laboral
05 de Enero de 2021

CSIF señala que la subida del paro contabilizada en 2020 en Córdoba es fruto, en gran parte, de las limitaciones económicas y a la movilidad derivadas de la crisis sanitaria de la Covid-19, aunque en esas cifras también influye la extrema debilidad del mercado laboral provincial. Las estadísticas hechas públicas hoy por el Ministerio de Trabajo y Economía Social señalan un aumento del desempleo en Córdoba de 13.160 personas (+19,7%) al cierre del mes de diciembre del pasado año con respecto al mismo periodo en 2019, dejando la cifra total de desocupados en 79.981.

La presidenta de CSIF en Córdoba, María Dolores Navajas, considera especialmente preocupante la pérdida de empleo entre la población joven, ya que, según los datos del Ministerio, el número de cordobeses con menos de 25 años que no encuentran trabajo se elevó el pasado año más de un 43%. “Nuestra tierra, lamentablemente, sigue sin ofrecer oportunidades laborales más allá de puntuales campañas agrícolas o comerciales, por lo que a muchos de nuestros jóvenes no les queda más remedio que coger las maletas y marcharse a otra zona de España o de Europa en busca de un puesto de trabajo con cierta estabilidad que aquí no encuentran”, resalta la dirigente sindical.

Navajas considera “engañosa” la bajada del paro que se registró en diciembre debido a que está sustentada en las contrataciones realizadas en el campo para la recogida de la aceituna y en el comercio para la campaña de Navidad. “Es muy previsible que esos empleos desaparezcan en las próximas semanas como ocurre todos los años, por lo que, si nadie lo remedia, nos enfrentamos a un duro invierno en lo laboral que en esta ocasión puede agravarse por las consecuencias económicas originadas por la pandemia y una presumible tercera ola de coronavirus”, destaca Navajas.

La máxima responsable de CSIF Córdoba apunta que, “ante este panorama es más urgente que nunca que las administraciones incentiven la actividad económica y ayuden a los sectores empresariales que se están viendo más perjudicados por las medidas anticovid que se están aplicando, como es el caso del turismo y de la hostelería”. “Esta crisis económica ha puesto de manifiesto todas nuestras debilidades productivas, por lo que sería muy interesante que se interpretara el actual periodo de incertidumbre como una oportunidad para, entre otras cosas, cambiar el modelo productivo de nuestra provincia por otro basado más en la industria, la logística y la innovación, que favorecen la creación de puestos de trabajo más estables y de calidad”, concluye Navajas.