CSIF se moviliza para exigir a la Junta que aplique el teletrabajo a su personal como medida preventiva frente a la Covid-19 en los términos del pacto firmado en septiembre
Unión Provincial
03 de Diciembre de 2020

CSIF Córdoba ha organizado hoy una concentración frente a las sede de la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía para reclamar el cumplimiento del pacto que regula de forma transitoria la modalidad laboral no presencial para el personal del sector público andaluz mientras dure la crisis de la Covid-19 y que fue firmado con la Administración autonómica el pasado mes de septiembre en la Mesa General de Negociación Común.

De este modo, empleadas y empleados públicos han participado en dichas concentraciones bajo el lema “Por seguridad, trabajo no presencial”, en las que se ha dado lectura a un manifiesto con el mismo título, con el que CSIF ha reivindicado “una Administración autonómica que confíe en sus empleadas y empleados públicos, que valore su dedicación y que les proteja con todas las medidas de seguridad a su alcance”.

La presidenta de CSIF Córdoba, María Dolores Navajas, destaca que “resulta sorprendente que, cuando miles de empresas privadas están aplicando el teletrabajo en los casos en los que es factible esta modalidad laboral, como medida preventiva para contener el virus, evitando tanto la concentración de personal en centros de trabajo, como minimizando desplazamientos para acudir a éstos, la Junta de Andalucía dé la espalda a lo que ella misma pactó en la Mesa General y no utilice las herramientas que tiene en su mano para prevenir contagios en el complicado momento que vivimos en el marco de la pandemia”.

Navajas recuerda que “el objetivo del pacto es contener la expansión del virus y preservar la seguridad y la salud de las empleadas y empleados públicos”, para lo que la modalidad laboral no presencial puede llegar al 100% en determinados casos que vienen tasados en dicho acuerdo, ha subrayado.

Asimismo, la responsable sindical ha vuelto a pedir a la Administración andaluza que “cumpla lo acordado y utilice las medidas organizativas a su alcance para prevenir contagios en los centros de trabajo de la Administración autonómica y, en general, en el conjunto del sector público andaluz”. CSIF, organización más representativa en la Administración General de la Junta, lamenta las “trabas y excusas” para aplicar unas medidas organizativas “absolutamente extraordinarias y necesarias en el actual contexto de emergencia sanitaria, y pactadas en el seno de la Mesa General”, señala el manifiesto.

“Desempeñar una modalidad de trabajo no presencial no significa quedarse en casa sin cumplir con las obligaciones como empleado público”, se argumenta en el texto reivindicativo, que recuerda además que “han sido la buena voluntad y las buenas prácticas de los miles de empleados y empleadas públicas de nuestra tierra las que han mantenido el funcionamiento de los servicios públicos durante todos estos meses de emergencia sanitaria”.

“Mientras sigue en vigor un estado de alarma, con confinamiento perimetral de los municipios de Andalucía y la Administración continúa pidiendo a la ciudadanía que limite sus actividades y movimientos a los estrictamente necesarios, se impide a los trabajadores y trabajadoras del sector público andaluz la modalidad laboral no presencial en virtud de las medidas extraordinarias acordadas para la contención del virus que establece el punto 5.1 del pacto”, subraya el sindicato, poniendo de relieve la contradicción existente en la actitud de la Junta.

Ver Galería