Sanidad pública y modernización digital de la Administración autonómica, puntos débiles del Presupuesto andaluz para 2021, según CSIF-A
ACTUALIDAD | PARLAMENTO
23 de Noviembre de 2020
  • El sindicato cree que el documento no responde a las carencias del sistema sanitario público y tacha de “exiguo” el incremento de personal que prevé en esta materia
  • Pone en valor, por el contrario, el acuerdo sindical en Educación que ha permitido casi 7.000 efectivos docentes adicionales

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios en Andalucía (CSIF-A), sindicato más representativo de la Administración Pública y con creciente implantación en la empresa privada, ha fijado este lunes en la sanidad pública y en la modernización digital de la Administración autonómica los puntos débiles del Presupuesto de la Comunidad Autónoma para 2021.

Durante su comparecencia en la Comisión de Hacienda y Financiación Europea del Parlamento andaluz para valorar el Proyecto de Ley de Presupuestos para el próximo ejercicio --que acaba de superar su debate de totalidad en la Cámara--, el presidente de CSIF Andalucía, Germán Girela, ha considerado que estas cuentas no dan respuesta a las carencias, tanto derivadas de la pandemia como estructurales, que existen en sendos ámbitos.

En materia sanitaria, Girela se ha referido al incremento de personal previsto, de un 1,1% en relación al presupuesto de 2020, lo que supone un aumento de algo más de mil efectivos, una cifra que ha considerado “exigua” para hacer frente a las carencias de las plantillas de todas las categorías. Se ha preguntado “cómo se presentan estas cuentas como las de la lucha contra la Covid-19 desde el punto de vista sanitario” con el citado incremento de personal, “a todas luces, insuficiente”, ha remarcado.

En este sentido, ha repasado las reivindicaciones del sindicato en materia sanitaria, entre las que ha citado la carrera profesional para todas las categorías y a la que aún no tienen acceso más de 60.000 profesionales; así como la equiparación de retribuciones con la media nacional y la agilización de los procesos de provisión, selección y bolsa de empleo temporal.

Por otra parte, en cuanto a modernización y digitalización de la Administración pública, el responsable sindical ha lamentado que no exista un compromiso firme para hacerla realidad y ha citado como ejemplo las “trabas” para la implantación de la modalidad laboral no presencial en el sector público andaluz con el objetivo de contener la expansión del virus, a pesar el acuerdo firmado hace más de dos meses para dicha regulación transitoria durante la crisis derivada de la pandemia.

A este respecto, ha recordado las movilizaciones convocadas por CSIF-A en todas las provincias el próximo 3 de diciembre bajo el lema “Por seguridad, trabajo no presencial”, con las que el sindicato quiere denunciar el incumplimiento del citado pacto, que en su punto 5.1 establece la posibilidad de adoptar medidas organizativas extraordinarias para ampliar hasta un 100% esta modalidad laboral en caso de recrudecimiento de la pandemia.

Asimismo, se ha referido a la Disposición Adicional vigésimo segunda del Proyecto de Ley, por la que se crea la Agencia Digital de Andalucía, y ha considerado que “la Ley de Presupuestos no es la norma jurídica más indicada para ello”, al tiempo que ha mostrado su sorpresa ante la creación de dicha agencia cuando la intención expresada por el Gobierno andaluz actual era la de “aminorar la llamada administración paralela”.

La parte autonómica de las pagas extra de 2013 y 2014, pendiente de abono

Con carácter general, Girela ha tachado de “insuficiente” la subida de un 0,9% propuesta para los empleados públicos a nivel estatal, “un incremento retributivo que nos parece un auténtico despropósito, porque no reconoce ni la labor realizada frente a la pandemia, ni avanza en la recuperación de una importante pérdida de poder adquisitivo que llevamos acumulada durante los últimos 10 años y que alcanza un 17%”, ha apuntado. Además, ha recordado que aún está pendiente el abono de la parte autonómica de las pagas extra de los años 2013 y 2014, que tampoco recogen estas cuentas.

Desde el punto de vista educativo, el presidente de CSIF Andalucía ha puesto en valor el acuerdo sindical que ha permitido que los presupuestos para el próximo año recojan un incremento de casi 7.000 profesionales adicionales con los que afrontar en mejores condiciones la crisis de la Covid-19. En este sentido, ha valorado el desarrollo del curso escolar a pesar de la dificultad de la situación actual y, fundamentalmente, el esfuerzo del profesorado y el personal de los centros educativos para que éstos no se conviertan en espacios de propagación del virus.

Aumento en las partidas contra la violencia de género

El máximo responsable andaluz de CSIF ha valorado el incremento de las partidas para luchar contra la violencia de género, hasta alcanzar casi 21 millones de euros, si bien ha recordado que en este ámbito “queda mucho por hacer para combatir esta lacra de nuestra sociedad”.

En materia de políticas sociales, ha reclamado para el personal sociosanitario de los centros residenciales de mayor de titularidad gestión directa de la Junta una compensación retributiva y laboral similar a la que sí ha recibido el personal sanitario en la lucha contra la pandemia, porque “sufren con enorme dureza esta crisis y es su compromiso el que hace que estos centros funcionen”.

Germán Girela ha lamentado las cifras del paro, que llevan a Andalucía a rozar ya el millón de personas en desempleo, y ha abogado por una reformulación del modelo productivo, apostando por sectores estratégicos como la industria y la innovación, así como por un impulso de los servicios públicos a través de la Administración pública como motor.

De otro lado, ha reivindicado que Andalucía cuente con una nueva Ley de Participación Institucional “que incluya a CSIF como agente social y adapte el diálogo social a la pluralidad actual de la sociedad civil andaluza”; así como con una Ley de Función Pública “que consagre la profesionalización, avance hacia la despolitización de la Administración pública y blinde los servicios públicos”.