El SEPE gestiona en Córdoba un 182% más de expedientes que en 2019, mientras su plantilla sólo se ha incrementado un 10%
AGE
20 de Mayo de 2020

Según datos del propio Ministerio de Trabajo, la tramitación de expedientes de prestaciones por desempleo en Córdoba respecto al mes de abril del año pasado se ha incrementado de media un 182%, mientras que la plantilla apenas se ha incrementado un 10%. CSIF ha elaborado un informe que explica los retrasos en la gestión de expedientes que tramita el Servicio Público de Empleo Estatal y la situación de extrema debilidad de su plantilla ante la escasez de recursos y efectivos frente a la situación de excepcionalidad respecto al desmembramiento del tejido productivo en España.

El sector de Administración General del Estado de CSIF Córdoba sostiene que un gran número de personas afectadas por un ERTE (y otras prestaciones por desempleo extraordinarias) siguen pendientes de percibir la prestación, pese a las reiteradas afirmaciones por parte de la Ministra de Trabajo en las que indica ser una cuestión resuelta. Esta situación genera incertidumbre, decepción y desde luego vulnerabilidad en este colectivo de desempleados, que traslada su profundo malestar a los trabajadores y trabajadoras del SEPE, que son quienes dan la cara con su trabajo diario ante la irresponsabilidad reiterada de las declaraciones políticas.

Pese a todo, desde la publicación del Decreto de Alarma -14 de marzo- y hasta la fecha, de forma decididamente voluntaria y desinteresada, la mayor parte de la plantilla está trabajando a doble turno y siete días a la semana, festivos incluidos, con el fin de dar cobertura a las personas que se han visto afectadas por esta auténtica emergencia social y que están atravesando por una dramática situación.

La gestión de los expediente se está viendo lastrada, según CSIF Córdoba, por varias causas, como por ejemplo, errores en la documentación que aportan las empresas, el colapso de la autoridad laboral respecto a la obligatoriedad en la constatación de la “fuerza mayor” en los ERTE o la necesidad de esperar por parte del SEPE a que se produzca el silencio administrativo para iniciar la tramitación de los expedientes que no pueden ser constatados por ese órgano.

Las modificaciones en la presentación de dichos procedimientos que realizan las empresas sobre la marcha e incluso la desinformación generada por la propia ministra de Trabajo y otros miembros del Gobierno son otras de las causas que han dado lugar a la situación actual, a juicio del sindicato.

CSIF recuerda, además, que no sólo se trata de tramitación de ERTE, sino de las demás medidas extraordinarias para la cobertura del desempleo que se han puesto en marcha por parte del Gobierno (prestación por desempleo al colectivo de fijos discontinuos, el subsidio por desempleo excepcional por fin del contrato temporal, el subsidio para las personas trabajadoras del hogar, la prestación por desempleo al colectivo de artistas, etc.), que hay que unir a las prestaciones ordinarias de la extensa carta de servicios de este organismo.

Asimismo, CSIF Córdoba indica que asiste con profunda preocupación como en las redes sociales y algunos medios de comunicación se señala la supuesta “incompetencia” y falta de empatía de los empleados del SEPE con el conjunto de desempleados, sin tener en cuenta las circunstancias señaladas. “Todo ello, sin duda, tendrá consecuencias dramáticas si desde el Gobierno no se actúa de inmediato, exponiendo con claridad el esfuerzo titánico de esta plantilla y, sobre todo, las tremendas dificultades que afectan a la gestión de las prestaciones por desempleo que ya hemos expuesto”, mantiene el sindicato.

CSIF reclama medidas de protección cuando se reanude la atención presencial

En este sentido, CSIF Córdoba reclama que se adopten medidas de protección adecuadas cuando llegue el momento de reanudar la atención presencial en las oficinas del SEPE ante episodios que se han registrado de marcado carácter violento en estas sedes, que aún permanecen cerradas al público.

CSIF presentará el informe que ha elaborado sobre el incremento de la carga de trabajo del SEPE a los diferentes Grupos Parlamentarios para su estudio en la Comisión para la Reconstrucción constituida en el Congreso de los Diputados.