Los delegados sindicales de CSIF Córdoba vigilan que se cumplan “a rajatabla” las condiciones pactadas con la Junta para la incorporación de su personal
Administración General de la Junta de Andalucía
18 de Mayo de 2020

CSIF Córdoba está realizando un seguimiento pormenorizado del inicio de la incorporación del personal de la Junta de Andalucía que hasta ahora trabajaba a distancia y que este lunes ha vuelto en un 10% a sus puestos presenciales, tras los acuerdos adoptados entre los representantes de estos trabajadores y la propia Administración autonómica.

Según el sector de la Administración General de la Junta de Andalucía de CSIF Córdoba, los delegados sindicales “vigilan para que se cumplan a rajatabla los pactos alcanzados, tanto en lo que se refiere a prevención de riesgos laborales, como en materia de recursos humanos”.

Por el momento, según la información con la que cuenta el sindicato, esta primera jornada se está desarrollando “sin que, por el momento, se hayan registrado incidencias o problemas destacables”. El distanciamiento social de un mínimo de dos metros entre empleados públicos, así como la dotación de material como mascarillas, guantes, o geles hidroalcohólicos son algunos de los aspectos que están siendo comprobados por los representantes de CSIF Córdoba, que también han estado pendientes de que no se produjeran concentraciones de personas en los accesos a los distintos centros de trabajo.

Precisamente, el próximo jueves están convocadas las comisiones de seguimiento de los acuerdos sobre la incorporación gradual de los empleados públicos de la Junta de la Mesa Sectorial del personal funcionario y de la Comisión de Convenio del personal laboral de la Administración General de la Junta de Andalucía, donde CSIF es la fuerza sindical mayoritaria.

El pasado 8 de mayo, se pactó en el seno de la Mesa General Común de los Empleados de la Junta de Andalucía, la reincorporación presencial gradual del personal de la Administración autonómica a partir del 18 de mayo y CSIF consiguió --durante la negociación llevada a cabo-- el compromiso para realizar test previos al personal que tenga contacto estrecho con el público en el desempeño de sus funciones, así como a aquéllos que hayan tenido sintomatología reciente o proximidad con pacientes con Coronavirus.

CSIF Córdoba exigió también la desinfección de instalaciones y la dotación de equipos de protección individual (EPI) adecuados a cada puesto, como condiciones previas a la incorporación progresiva presencial del personal de la Junta de Andalucía, un extremo al que también se comprometió la Administración autonómica.

Otro de los elementos conseguidos por el sindicato en relación al documento borrador que la Junta había planteado como punto de partida, es que los empleados con menores de 14 años a su cargo no deban incorporarse presencialmente y tengan flexibilidad en su jornada laboral.

El teletrabajo, fórmula que se ha demostrado eficaz

Por otra parte, el sector de la Administración General de la Junta de Andalucía de CSIF Córdoba considera que la fórmula del teletrabajo “se ha demostrado eficaz y eficiente en este tiempo de pandemia, incluso a ritmos muy altos, como por ejemplo, en el caso de la tramitación de los expedientes de regulación de empleo”.

En este sentido, CSIF Córdoba entiende que “se debe legislar al respecto, al igual que han hecho en otras zonas de nuestro país, y darle prioridad y preferencia a esta fórmula laboral, que además de facilitar la conciliación entre la vida laboral y familiar, tiene unos beneficios para la Administración evidentes respecto a gastos corrientes”.

En relación al proceso de incorporación del personal de la Junta que no presta servicios esenciales, que ha comenzado hoy pero que continuará en las próximas semanas, CSIF Córdoba señala que se mantendrá vigilante para que el regreso de los trabajadores y trabajadoras se realice con todas las garantías y en las mejores condiciones posibles.