CSIF critica la falta de protección de los trabajadores de Epremasa ante el Covid-19
Administración Local
24 de Marzo de 2020

CSIF denuncia la falta de previsión y la dejadez de los responsables de la Empresa Provincial de Residuos y Medio Ambiente (Epremasa) en relación a la falta de acciones de prevención impulsadas para su plantilla ante el estado de alarma declarado por el coronavirus. El sindicato resalta que no se están facilitando equipos de protección individual (EPI) suficientes a los conductores y a los peones de la entidad dependiente de la Diputación, entre lo que se incluyen guantes, mascarillas y dispositivos de desinfección para poder realizar su labor con un mínimo de seguridad.

El delegado de CSIF Córdoba en Epremasa, José María Álvarez, destaca que, “tras 10 días desde que el Gobierno central decreto el Estado de Alarma, la plantilla de la empresa aún carece de los medios necesarios para protegerse y evitar contagios de Covid-19 en el desarrollo de su actividad laboral, que es un servicio básico que debe seguirse prestando en las actuales circunstancias. El representante sindical afirma que la actuación en este asunto del director de Recursos Humanos y Organización de Epremasa y responsable de la prevención de riesgos laborales ha sido de “una dejación absoluta”, ya que “su única actuación en este ámbito ha sido enviar un curso online de dos horas de duración a los conductores y a los peones, muchos de los cuales no cuenta con un ordenador en sus domicilios particulares”.

El también presidente del comité de empresa señala que, ante la falta de respuesta de la empresa, los trabajadores se están buscando sus propios EPI a través de familiares y allegados. Álvarez recuerda que estos empleados son los que están contacto directo con los residuos para su recogida y tratamiento. “A todo esto se suma que antes de que se declarase la pandemia 4 de los 11 camiones que dispone Epremasa estaban averiados”, agrega el delegado de CSIF.

Ante este panorama, CSIF, sindicato con más representación en Epremasa, reclama a sus dirigentes que se le dote a la plantilla de los equipos de protección adecuados y que se les permita a los trabajadores mayores de 60 años y/o con responsabilidades familiares no acudir a su puesto de trabajo para minimizar el riesgo de contraer la enfermedad mientras esté vigente la alerta.