CSIF lamenta el mal inicio de año para el empleo en Córdoba
Mercado Laboral
04 de Febrero de 2020

CSIF señala que el mercado laboral de Córdoba no ha empezado 2020 con buen pie como demuestran el fuerte incremento del desempleo y la importante caída de las afiliaciones a la Seguridad Social. Las estadísticas hechas públicas hoy por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social apuntan que el número de parados se incrementó en la provincia en 3.378 personas respecto a diciembre y en 1.020 más que hace un año, dejando la cifra total de desocupados en 70.199.

La presidenta de CSIF Córdoba, Dolores Navajas, apunta que enero suele ser un mes malo para el empleo en la provincia, pero “en este ocasión el dato es especialmente negativo ya que la subida registrada del paro duplica a la que se contabilizó en el mismo periodo en 2019”. A esto se suma que la cifra de cotizantes a la Seguridad Social se redujo en 4.110 personas. “Con estas estadísticas se hace más urgente que nunca la adopción por parte de las administraciones de medidas especiales que sean eficaces para facilitar a las empresas la contratación y para fomentar la llegada a la capital y a la provincia de nuevos proyectos inversores que ayuden a sacar a nuestro territorio del letargo económico y laboral en el que se encuentra”, destaca la dirigente sindical.

La máxima responsable de la central sindical a nivel provincial recalca la necesidad de cambiar el modelo productivo. “Nuestra provincia depende en exceso de la agricultura y de los servicios, sectores que han acaparado casi la totalidad del crecimiento del desempleo que se registró en enero por la progresiva finalización de la campaña olivarera y la conclusión de la campaña navideña para el comercio y la hostelería”. En consecuencia, la temporalidad y la precariedad son una característica de nuestro mercado laboral, ya que más del 97% de los contratos que se firmaron en enero tenían una duración finita en el tiempo.