CSIF Córdoba cree que la subida del paro en 2019 es un signo más que apunta al inicio de una nueva recesión
Mercado Laboral
03 de Enero de 2020

CSIF Córdoba muestra su profunda preocupación por el hecho de que la cifra de parados con los que se cerró 2019 sea mayor a la que había en las mismas fechas de 2018, algo que no pasaba desde hacía ochos años. Las estadísticas hechas públicas hoy por el Ministerio de Trabajo, Seguridad Social y Migraciones señalan que Córdoba cerró el pasado ejercicio con un total de 66.821 desempleados, 81 más que hace un año (+0,1%).

La presidenta de CSIF en Córdoba, Dolores Navajas, señala que, aunque el paro descendió respecto a noviembre por las campañas agrícolas y la temporada comercial de Navidad, “nos encontramos ante un nuevo signo de que podemos estar entrando en un nuevo proceso de ralentización de la economía, por lo que reclamó a las administraciones públicas que redoblen sus esfuerzos para amortiguar, en la medida de lo posible, los efectos perniciosos de una posible recesión en el mercado laboral”. La dirigente sindical también lamentó que “Córdoba se esté quedando atrás en cuanto a la creación de empleo, ya que en el conjunto de Andalucía y de España sí se registraron sendos descensos del desempleo en este periodo”.

Navajas indica que el aumento del paro en nuestra provincia durante el pasado año se sustentó en el colectivo de los jóvenes, que vio cómo su número de desocupados se elevó en Córdoba hasta un 7%. “Si no se generan oportunidades laborales en nuestro territorio, nuestros jóvenes tendrán que seguir marchándose a otras comunidades autonómas o al extranjero para poder desarrollarse profesionalmente y contar con un futuro con ciertas garantías que, lamentablemente, aquí no se les puede dar”, agrega.

La máxima responsable de CSIF Córdoba considera que en el último año apenas se han producido mejoras en cuanto a la calidad del empleo que se genera, ya que únicamente el 3% de los contratos firmados en 2019 eran de carácter indefinido. “Si no se produce el tan necesario cambio del modelo productivo, nuestro mercado laboral seguirá caracterizándose por la temporalidad y por la precariedad”.