CSIF señala que la bajada del paro no se ve acompañada por una mayor creación de empleo en Córdoba
Mercado Laboral
25 de Octubre de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Córdoba considera que es una buena noticia que haya 3.700 parados menos en la provincia que el trimestre anterior y 22.300 menos que hace un año, pero alerta de que esa disminución del desempleo no se traduce del todo en creación de empleo, según los datos de la Encuesta de la Población Activa (EPA) referentes al tercer trimestre de 2018 que se han conocido hoy.

La presidenta de CSIF Córdoba, Dolores Navajas, considera escaso el crecimiento en el número de ocupados en el último año (+6.300), ya que son un tercio de la cifra de desempleados que ha bajado en este periodo. “Estos datos nos hacen pensar que muchos cordobeses se han marchado a otras zonas de España debido a la falta de oportunidades laborales en esta tierra, que continúa manteniendo una de las tasas de paro más elevadas en Andalucía y en España”, asegura la dirigente sindical.

La máxima responsable de CSIF Córdoba también cree preocupante que el paro femenino haya disminuido en sólo 6.400 personas. “Es necesario más que nunca un plan de empleo especialmente pensado en la generación de empleo para el colectivo de las mujeres, que actualmente representan más del 57% del número de desempleados que hay en la provincia”, destaca Navajas.

Por otro lado, CSIF Andalucía celebra que la función pública andaluza recupere el número de ocupados que tenía en 2011, justo antes de los recortes aplicados a los servicios y a los empleados públicos. El sindicato achaca esta recuperación de empleos públicos a la restitución total de la jornada laboral de 35 horas semanales, logro de CSIF Andalucía firmado en junio de 2016 y que se implantó en enero de 2017. CSIF se congratula de que los datos le den la razón a los postulados de esta central sindical, que defendió la vuelta a las 35 horas, “además de por ser un derecho cercenado de manera unilateral a los empleados públicos, por la generación de empleo que ésta conllevaría, tanto público como privado por su incidencia en el consumo y en la reactivación económica”.