CSIF denuncia que se registra una agresión cada dos días a los profesionales sanitarios en Córdoba
Sanidad
16 de Marzo de 2017

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Córdoba denuncia que en el Servicio Andaluz de Salud se producen una media de una agresión cada dos días a los profesionales de la Sanidad Pública cordobesa, según los datos que maneja este sindicato respecto al número de agresiones en el ámbito sanitario andaluz en 2016. Representantes y afiliados del Sector de Sanidad de CSIF Córdoba, entre los que se encontraba su responsable, María Maestre, han participado hoy en el minuto de silencio convocado en el Centro de Especialidades Castilla del Pino para expresar su rechazo a los ataques a los profesionales.

A este respecto, y coincidiendo con el Día Nacional contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario que se celebra hoy, CSIF reclama medidas urgentes para prevenir las agresiones, que en 2016 sumaron 171 casos en el SAS y que suponen un aumento del 15,5% respecto a 2015 (en Andalucía se han llegado a 1.000 sucesos de esta naturaleza). La situación es aún más preocupante al observar que estos ataques casi se han duplicado en sólo dos años. Maestre resalta que estos episodios han seguido ocurriendo desde principios de año, tal y como ha venido denunciado públicamente CSIF.

En este sentido, CSIF exige una modificación y adecuación consensuada y negociada entre administraciones, agentes sociales y económicos del Plan de Prevención y Atención de Agresiones a los Profesionales del SAS para establecer mayores medidas y protocolos de actuación que eviten esos casos.

Para CSIF son muy alarmantes los datos, ya que señalan que el 71,3% de las agresiones se produjeron hacia las mujeres, por lo que exige medidas especialmente destinadas hacia ese colectivo. En concreto, 122 agresiones se produjeron hacia las mujeres y 49 hacia los hombres. Del total, el 18,1% fueron hacia el personal de gestión y el 81,8% hacia el personal sanitario, siendo 138 fueron no físicas y 33 fueron físicas.

En este sentido, para CSIF resulta preocupante que el 22,8% de esas agresiones no tuviesen causa aparente, por lo que exige actuaciones en materia de seguridad para evitar esos casos, que suelen ser los más conflictivos y los de peor solución. Por situaciones, destaca el porcentaje (un 30,3%) de casos que fueron por estar en desacuerdo con el trato en el acto del profesional, lo que, a juicio de CSIF tiene relación directa con la carga de trabajo que sufren los profesionales por los recortes y por las campañas de descrédito hacia la imagen de los empleados públicos que han puesto en marcha algunos sectores.

Por último, CSIF recuerda que la prevención y la formación en PRL son fundamentales para evitar este tipo de situaciones, que tienen orígenes diversos, pero que provocan situaciones desagradables y conflictivas en los centros de trabajo. A este respecto, recuerda que ha puesto en marcha el proyecto CSIF AYUDA para atender las denuncias que los profesionales quieren poner en conocimiento y ofreciendo un asesoramiento desde distintas perspectivas a personas que se encuentren en situaciones de conflicto y que puedan ver afectadas su salud mental, emocional y/o física.