Los sindicatos quieren trasladar a la Conselleria su “hartazgo” por la gestión llevada a cabo durante la pandemia y la política de hechos consumados que ha obviado la negoción colectiva de las condiciones laborales del personal.
10 de Junio de 2020

Nota de prensa

LOS SINDICATOS DE MESA SECTORIAL DE SANIDAD SOLICITAN REUNIÓN URGENTE CON LA CONSELLERA DE SANIDAD

Los sindicatos quieren trasladar a la Conselleria su “hartazgo” por la gestión llevada a cabo durante la pandemia y la política de hechos consumados que ha obviado la negoción colectiva de las condiciones laborales del personal.

Los sindicatos de Mesa Sectorial de Sanidad CCOO, SATSE, UGT, CEMSCV-SAE, CSIF e INTERSINDICAL han solicitado una reunión urgente con la consellera de Sanidad, Ana Barceló, para trasladarle su malestar por la gestión llevada a cabo por su Conselleria durante la crisis sanitaria de Covid-19.

Los sindicatos con representación en la Mesa Sectorial de Sanidad quieren recordarle a la consellera que la negociación colectiva con los representantes de los trabajadores es imprescindibles para la defensa de los derechos del personal, incluso en situación de emergencia por pandemia.

Durante estos meses, las condiciones laborales de los/as trabajadores/as de Sanidad han sido modificadas (cambios de Servicio y turnos, movilidad geográfica a otros centros sanitarios, suspensión de los permisos y las licencias,) y el personal se ha visto abocado a trabajar sin equipos de protección, sin formación específica sobre sanidad de crisis, sin test,….todo en aras de una situación sanitaria sin precedentes en la que el personal sanitario ha dado el mil por cien. En este tiempo, los sindicatos hemos visto como se agravaba un problema que desde hace tiempo veníamos denunciando y que ya habíamos trasladado a la Conselleria, y es que esta Conselleria ha venido y viene tomando las decisiones de forma unilateral sistemáticamente en una política de hechos consumados, que ha obviado la negociación colectiva y la información previa a los representantes de los trabajadores.

Desde los primeros días de crisis sanitaria, los sindicatos hemos ofrecido de forma reiterada a la Conselleria nuestro apoyo total en la lucha contra el Covid-19, y siempre hemos recibido una respuesta que no sólo no ha fomentado ni fortalecido la participación social, sino que se eliminaron los cauces de comunicación entre los interlocutores sociales y la Administración sanitaria cuando tan necesaria era la colaboración de todas las partes ante la tragedia del virus.

Las fuerzas sindicales defendimos nuestro papel de transmisores de los graves problemas y situaciones que durante la pandemia se estaban produciendo en los distintos Departamentos de Salud, pero esto no parece que le haya importado a la Conselleria.

Respecto a la desescalada, de forma reiterada hemos solicitado a la Conselleria la información y negociación del “Plan de la vuelta a la normalidad de la asistencia sanitaria”. Es preocupante la falta de planificación existente sobre la recuperación de la actividad ordinaria del sistema valenciano de salud. La parálisis de las intervenciones quirúrgicas programadas, las vacunaciones infantiles, las consultas de atención primaria y de las diferentes especialidades, el adecuado seguimiento de los programas de salud a pacientes crónicos, etc, puede llevar al agravamiento de los problemas de salud que padece la ciudadanía y al empeoramiento de su calidad de vida y tiene como consecuencia, además, el imparable incremento de la lista de espera quirúrgica.

Hace más de un mes, los sindicatos de la Mesa sectorial solicitamos a la conselleria de sanidad la elaboración de un plan para la desescalada, que detalle las medidas a adoptar para atender las necesidades ordinarias de la población, paliar la creciente demora quirúrgica producida por la pandemia, y abordar el seguimiento de los casos de Covid para el adecuado control de posibles brotes epidémicos, garantizando el merecido descanso del personal. Este plan debe prever diferentes escenarios posibles, en los que se contemplen también las medidas a adoptar en caso de un rebrote de la pandemia, el cual puede coincidir con la gripe estacional.

La respuesta de la Administración sanitaria ha sido NULA. A día de hoy no conocemos el Plan de desescalada de la Conselleria, elemento clave para la adecuada provisión de los recursos humanos necesarios para abordar las elevadas exigencias que está mantiene sobre el sistema sanitario, teniendo en cuenta que también debe abordarse la planificación del periodo vacacional del personal. El retraso de su puesta en marcha, aboca al sistema al déficit de profesionales disponibles para la cobertura de los puestos necesarios y como consecuencia a un deterioro de la calidad asistencial.

La intención de abrir los centros de salud por la tarde sin planificar los refuerzos necesarios con tiempo o la nula previsión de los refuerzos y cobertura de vacaciones en los servicios de urgencias, son dos ejemplos de lo anterior.

Los sindicatos CCOO, SATSE, UGT, CEMSCV-SAE, CSIF e INTERSINDICAL mostramos nuestra preocupación por la seguridad y salud de los profesionales sanitarios, para que puedan ejercer su labor con unas condiciones de trabajo dignas y por el mantenimiento de los estándares de calidad en la atención sanitaria que merece la ciudadanía.

El riesgo de involución del sistema sanitario valenciano es una amenaza real que solamente tendrá solución si se procede consensuadamente a un análisis minucioso y detallado de lo acontecido, y a una mesa de diálogo abierto desde la que se afronten los problemas que presenta nuestra Sanidad y desde la que, entre todos, les demos solución de forma eficiente, negociada y consensuada.