Manifiesto 14 mayo - Trabajadores del sistema sanitario fallecidos.
13 de Mayo de 2020

Este Virus que se ha llevado a profesionales sanitarios nuestros.

El día 14 de mayo a las 12 horas, 2 minutos de silencio por ellos.

A CSIF nos preocupó mucho desde el principio lo que veíamos que estaba ocurriendo en otras zonas del mundo con este virus Covid-19 tan agresivo. Con motivo de la declaración de Emergencia Sanitaria Internacional por la OMS, el día 31 de enero registramos un escrito a la Conselleria de Sanidad en el que exigimos la dotación de protocolos y de equipos de protección al personal y la formación adecuada para evitar contagios y garantizar su seguridad.

Nunca obtuvimos respuesta por escrito. Hubo una omisión de actividad desesperante en los meses cruciales, hasta el punto de que decidimos presentar denuncia ante los tribunales de justicia.

Se ninguneó el derecho a la información a la prensa, a los profesionales, a los sindicatos, juntas de personal, comités de seguridad y salud, etc…

Se mintió sin tapujos con declaraciones tales como: “hay profesionales contagiados a través de familiares o amigos, otros que hicieron un viaje e importaron el virus”, “nunca ha faltado material de protección”, etc…

Defendemos que preservar el derecho fundamental a la integridad física y a la salud del personal sanitario era la misión primordial, “Cuidar a quienes nos cuidan”. Los profesionales sanitarios estaban totalmente al descubierto y la cifra de personal contagiado o en aislamiento fue creciendo. Y llegaron los primeros fallecidos.

Se ha producido mucho dolor, ruina y no sabremos nunca cuántas vidas de estos profesionales de la Sanidad se habrían salvado si se hubieran atendido nuestras advertencias en su momento. Se ha pagado un altísimo precio, porque ningún otro interés debe imponerse a la vida de las personas.

CSIF se adhiere al llamamiento que han hecho otras organizaciones de 2 minutos de silencio el día 14 de mayo, a las 12 h, y lo hace extensivo a todos los trabajadores del sistema sanitario fallecidos.

El Sistema Sanitario Valenciano no se ha quebrado gracias al sacrificio de los profesionales, que han ayudado con valor, entrega y profesionalidad a los que más lo necesitaban. Dando lo mejor de sí. Algunos hasta su propia vida.