CSI•F advierte del cierre del quirófano de implantación de marcapasos del hospital de Gandia por falta de climatización
10 de Julio de 2015

El sindicato CSI·F lamenta el cierre del quirófano de implantación de marcapasos del hospital comarcal de Gandia por la falta de climatización en su interior. La carencia de ventilación, el insuficiente espacio y el calor que desprende la iluminación obligaron ayer a suspender las intervenciones en este recinto. La central sindical reclama un quirófano específico en condiciones necesarias para poder atender a los pacientes.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F) explica que la deficiente planificación del diseño de este quirófano ya provocó que abriera más tarde que el conjunto del hospital, operativo desde el pasado 11 de abril. No obstante, ahora, con apenas unas semanas de funcionamiento, ha tenido que ser cerrado por las altas temperaturas que se sufre en su interior.

El sindicato señala que este cierre provoca una demora en la atención. Las intervenciones ahora han de realizarse en los quirófanos ordinarios, previa petición de cita y reserva, o trasladando al paciente a hospitales de otras comarcas que disponen de quirófanos especializados, con el riesgo que ese desplazamiento implica en situaciones graves.

CSI·F recuerda que el nuevo hospital comarcal de Gandia todavía presenta carencias, a pesar de que ya han transcurrido tres meses desde su apertura. Una de las principales la constituye la escasez de plantilla, que no se ha visto reforzada en verano a pesar de que la población de la Safor se triplica en periodo estival.

Ver Galería