CSI•F impugnará el Plan de Recursos Humanos y el procedimiento para la jubilación.
11 de Junio de 2013

Los Servicios jurídicos del Sindicato CSI·F estudian la impugnación delPlan de Ordenación de Recursos Humanos de las Instituciones Sanitarias dependientes de la Consellería de Sanidad y la ORDEN 2/2013, por la que se regula el procedimiento para la jubilación forzosa, la prolongación de la permanencia en el servicio activo y la jubilación voluntaria de su personal adscrito, que entra en vigor el 11 de junio.

Tal y como se afirma en el texto contenido en el ACUERDO del Consell, por el que se aprueba dicho Plan, no se ha visto el cumplimiento de la exigencia legal de negociación en las mesas correspondientes. Este Plan de Ordenación de Recursos Humanos no fue objeto de una verdadera negociación en la Mesa Sectorial de Sanidad. Además, no se ha recogido e integrado en el texto del plan ninguna alegación de las efectuadas por esta organización sindical integrante de la mesa.

No definerealmente los planes de ordenación de recursos humanos, cuya función principal es establecer los objetivos a conseguir en materia de personal y los efectivos y la estructura de recursos humanos que se consideran adecuados para cumplir tales objetivos. No establece las medidas necesarias para conseguir dicha estructura, especialmente en materia de cuantificación de recursos, programación del acceso, movilidad geográfica y funcional y promoción y reclasificación profesional, como desde un principio ha venido manifestando CSI·F, dejando indeterminados temas de máxima relevancia para el presente y futuro de todos los trabajadores de la Sanidad Valenciana.

En cuanto a la Orden, en su Disposición Transitoria Primera, Expedientes de jubilación forzosa al personal estatutario que actualmente se encuentra en periodo de prolongación del servicio activo, “se iniciaráde oficio un expediente de jubilación forzosa al personal estatutario que actualmente se encuentre en periodo de prolongación de permanencia”, de modo que serán valoradas de nuevo, circunstancia a la que CSI·F siempre se ha opuesto, porque entendemos que los efectos retroactivos son anticonstitucionales.
El expediente podrá finalizar, bien con una nueva autorización o con la declaración de jubilación forzosa. En todo caso, el expediente finalizará con la jubilación forzosa en los supuestos de personal estatutario en periodo de prolongación voluntaria de permanencia en el servicio activo que pertenezca a categorías profesionales declaradas a extinguir u ocupe plazas o puestos declarados a amortizar.
De igual manera se procederá con aquéllas que, por encontrarse a la espera de trámite, no hubieran iniciado su efectividad.