CSIF insta a Conselleria de Sanitat a que detalle cuántas pruebas diagnósticas e intervenciones han dejado de realizar
El sindicato exige una información completa sobre demora quirúrgica y reclama la creación de más plazas estructurales
30 de Junio de 2021
Dolly Prunés, presidenta de CSIF Sanidad Comunidad Valenciana

CSIF insta a Conselleria de Sanitat a que ofrezca una información completa sobre la demora quirúrgica y los retrasos en las intervenciones a pacientes. La central sindical ha solicitado a la Administración un listado de las pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas que se han dejado de realizar durante la pandemia y que estaban programadas, y el número de ciudadanos afectados. La central sindical reclama un refuerzo de plantilla para reducir la demora.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha solicitado a Conselleria un listado del número de pacientes damnificados por la suspensión de sus pruebas diagnósticas entre marzo y septiembre del pasado año, cuando se suspendieron las intervenciones. La central sindical ha pedido esos datos por departamentos y especialidades.

El sindicato quiere saber cuántos pacientes no pudieron ser valorados ni diagnosticados por especialistas y cómo afecta ese retraso a la demora asistencial actual. También solicita el dato del número de pacientes que, una vez aplazada su prueba diagnóstica, todavía no se les ha realizado esta.

La central sindical insiste en que falta información por parte de Conselleria de Sanitat. Del mismo modo, hace hincapié en transformar los contratos por acúmulos de tarea para hacer frente a la demora quirúrgica en plazas estructurales, con lo que incrementaría la plantilla de manera continua y garantizaría la calidad asistencial.

El sindicato destaca que la implicación de los profesionales ha permitido recuperar de la mejor manera posible el tiempo en el que la pandemia obligó a cerrar la mayor parte de quirófanos. En este sentido, lamenta que la respuesta de Conselleria haya consistido en reducir el complemento de productividad asignado por profesional correspondiente a 2020, ya que apenas ha incrementado la cifra global y no ha tenido en cuenta la contratación de más de 9.000 trabajadores por los denominados contratos covid, además de dejar fuera a una parte de la plantilla, como personal funcionario gestionado por Conselleria de Sanitat.

CSIF exige a Conselleria un incremento urgente de plantillas, necesario sobre todo en una situación como la actual en la que se arrastra un retraso en pruebas diagnósticas e intervenciones debido a la pandemia. En esta línea también reclama la máxima transparencia a la Administración y que aporte los datos reales, por departamentos y especialidades, de las pruebas e intervenciones quirúrgicas que no se han realizado y de cómo piensa recuperarlas.