CSIF alerta de las altas temperaturas en la oficina del DNI de la calle Hospital de Valencia y urge a reparar la climatización
El sindicato avisa que en estas dependencias citan a 700 usuarios al día y desarrollan su labor 19 empleados públicos
09 de Junio de 2021
Oficina DNI calle Hospital, en Valencia

CSIF alerta de las elevadas temperaturas en el interior de la oficina del DNI de la céntrica calle Hospital, en Valencia, debido a la falta de refrigeración. La central sindical recalca que la situación se agravará en las próximas semanas con el previsible aumento del calor, por lo que urge al Ministerio del Interior y a Jefatura Superior de Policía Nacional en Valencia a adoptar medidas y reparar la climatización.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) explica que hoy, a los pocos minutos de abiertas las dependencias, la temperatura en su interior ya bordeaba los 27 grados, el máximo contemplado en el Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, que establece las disposiciones mínimas de seguridad y salud en el trabajo.

CSIF explica que el problema se alarga desde hace dos años y se agrava conforme se acerca el verano, como en la actualidad. El sindicato ha pedido con reiteración explicaciones al Ministerio del Interior, que alega que la reparación implica una reforma de la instalación aunque, no obstante, no acomete la actuación necesaria para llevarla a cabo.

El sindicato señala que en las dependencias de tramitación citan a diario a 700 usuarios para expedición de DNI, pasaporte o documentación de extranjería. La oficina está atendida por una plantilla de 19 trabajadores, a quienes el Ministerio del Interior, como solución provisional, les habilitó dos ventiladores de pared. Esa solución resulta del todo insuficiente, sobre todo con las mamparas de separación, que frenan el paso de la escasa corriente de aire.

La central sindical urge al Ministerio del Interior a que lleve a cabo de inmediato la reforma para recuperar la climatización en estas dependencias, en cuyo interior las temperaturas van progresivamente en aumento a medida que llegan los meses estivales. Esto provocará que se incumpla la normativa en materia de prevención de riesgos laborales, que contempla ese máximo de 27 grados en el interior de lugares de trabajo.