CSIF pide al Consell que aproveche el impulso del descenso del paro en mayo para centrar sus esfuerzos en crear empleo
El sindicato recuerda que a la cifra de 435.265 valencianos en paro se suman los 3.251 profesionales de la sanidad cesados
02 de Junio de 2021
Alicia Torres, presidenta de CSIF Comunidad Valenciana

CSIF valora el descenso del paro en la Comunidad Valenciana en 12.385 personas en mayo y pìde al Consell que aproveche ese impulso para concentrar todos sus esfuerzos en la creación de empleo en los próximos meses. La central celebra el dato positivo de mayo; no obstante, insta a no confiarse, ya que no contabiliza los ERTEs y el porcentaje de reducción del desempleo valenciano es inferior a la media nacional, pues en el conjunto de España ha bajado en 129.378 personas.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) insiste a la Generalitat a dar prioridad absoluta a afrontar el drama del desempleo, que en la Comunidad Valenciana afecta, al cierre del mes de mayo, a 435.265 personas. Ese dato, recalca el sindicato, no incluye a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o reducción horaria debido a un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), con lo cual la cifra real podría resultar bastante superior.

CSIF explica que, además, desde ayer a ese número de personas en situación de desempleo se suman 3.251 profesionales de la sanidad valenciana a quienes Conselleria de Sanitat ha decidido no renovar contrato a pesar de su aportación decisiva para afrontar las olas de la pandemia y pese al hecho de que la Comunidad Valenciana se encuentra en pleno proceso de vacunación y con la necesidad de rebajar listas de espera.

La central sindical advierte al Consell de la necesidad de reforzar servicios públicos esenciales, como sanidad, educación o las propias oficinas estatales de empleo, con el fin de ofrecer a la ciudadanía la atención necesaria. Del mismo modo, resalta la importancia de escuchar a los agentes sociales y de negociar actuaciones prácticas para tratar de aprovechar el pequeño impulso que supone el descenso del paro en mayo y afrontar el verano en las condiciones adecuadas para promover el empleo.