CSIF urge al Consell a aplicar medidas que reactiven la economía ante el dramático incremento del desempleo
El sindicato alerta de la gravedad de la situación en la Comunidad Valenciana y pide actuaciones efectivas y más negociación

02 de Marzo de 2021
Alicia Torres, presidenta de CSIF Comunidad Valenciana

CSIF urge al Consell a centrarse en la reactivación económica de la Comunidad Valenciana ante la situación dramática que vuelven a confirmar los datos de paro conocidos hoy, con 456.158 personas desempleadas al cierre de febrero. La central sindical pide al ejecutivo que dé prioridad, a la vez que a la sanidad, a incentivar la creación y mantenimiento de empleo en lugar de dedicar su tiempo a medidas como la nueva Ley de la Función Pública, que supone, en la práctica, una restricción de derechos para trabajadores y una imposición del valenciano.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) alerta de la gravedad de la situación, con un incremento del paro en 8.638 personas en febrero en la Comunidad Valenciana, mientras que el mismo mes del pasado año el dato reflejaba un descenso del desempleo en 300 personas. Esos 8.638 parados de aumento de febrero de 2021 representan más del 20% del total nacional de 44.436 personas que perdieron su empleo el mes pasado. Esto significa también un aumento del paro en el 1,87% en la Comunidad Valenciana, mientras que a nivel estatal se queda en el 1,12%.

El sindicato avisa del drama económico que la pandemia está agravando en la Comunidad Valenciana, donde el número de desempleados se ha incrementado en 89.896 personas desde febrero de 2020 hasta el mismo mes de 2021, lo que provoca que en la actualidad existan 456.158 personas en paro en el territorio valenciano, de las cuales el 59% son mujeres.

La central sindical ya advirtió antes de la pandemia del deterioro de la situación económica en la Comunidad Valenciana y de la necesidad de adoptar medidas efectivas para reactivarla. El sindicato insiste en que en la actualidad esas actuaciones por parte del Consell resultan todavía más imprescindibles, al igual que una negociación constante con los principales actores sociales, una circunstancia que no se está produciendo.