CSIF denuncia ante Inspección la falta de una evaluación de riesgos a los vigilantes perimetrales de la cárcel de Castellón
El sindicato advierte del peligro para la salud de los trabajadores de los inhibidores de frecuencia
05 de Noviembre de 2020
José Luis Sáez, responsable de Seguridad Privada de CSIF Comunidad Valenciana

CSIF ha presentado una denuncia ante Inspección de Trabajo contra la Compañía de Vigilancia Aragonesa SL, que tiene adjudicada la seguridad perimetral del centro penitenciario de Castellón. En el escrito, el sindicato explica que "en diversas ocasiones se ha reclamado, por parte del Comité de Empresa, una evaluación de riesgos de radiación no ionizantes y exposición a campos electromagnéticos. Dichas peticiones han sido desatendidas".

El sindicato advierte de "las irregularidades que se están produciendo", entre las que destaca la carencia de extintores en cada puesto de vigilancia, de termómetros para comprobar las altas temperaturas en periodo estival, de sillas ergonómicas, de un plan de emergencia y evacuación, de una evaluación de riesgos por exposición a campos electromagnéticos y de otra de riesgo por exposiciones a radiaciones ionizantes".

La central sindical explica en el mismo escrito "la existencia en los centros penitenciarios de unos elementos llamados inhibidores de frecuencia. Su ubicación, en función de qué torre de vigilancia o ´garita´se trate, estará más o menos próxima a la situación donde se encuentra el vigilante trabajando, ya que estos aparatos están localizados junto a las ´garitas´".

CSIF, que avisa que "los inhibidores de frecuencia pueden resultar perjudicial para la salud de los trabajadores", solicita a la Dirección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Castellón de la Plana que "admita el escrito y tenga por formulada la denuncia".