CSIF reclama que las oficinas valencianas del Servicio Público Estatal de Empleo no abran hasta que quede garantizada la seguridad
El sindicato pide que el Ministerio primero normalice el pago de las prestaciones y asegure la salud de trabajadores y usuarios

02 de Junio de 2020

CSIF exige al Ministerio de Trabajo que no reabra las 51 oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) en la Comunidad Valenciana hasta que no normalice el pago de prestaciones y garantice la seguridad y salud de empleados y de usuarios. La central sindical recuerda la sobrecarga que sufren los empleados de las oficinas por la acumulación de expedientes debido a los ERTEs durante esta pandemia y que están sacando adelante con muchas horas de teletrabajo.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) muestra su preocupación por una “reapertura precipitada” de las oficinas, de las cuales 28 están ubicadas en Valencia, 16 en Alicante y siete en Castellón. En este sentido reclama aplicar al máximo las medidas de higiene y también urge al Ministerio a que se ponga el día en los pagos. El sindicato alerta de los Expedientes Temporales de Regulación de Empleo (ERTEs) que “quedan aún sin resolver y la reacción que esta situación puede provocar en la ciudadanía”.

CSIF, en este sentido, insta a “los responsables del SEPE a aportar de inmediato datos claros y fehacientes sobre la situación de las incidencias producidas y a emitir nóminas semanales, en vez de mensuales, para paliar lo antes posible está situación”. El sindicato avisa de la falta de medios para los trabajadores de este organismo, que también deben de hacer frente a los fallos del sistema y a las quejas que provoca en los usuarios.

El sindicato recuerda que, con los datos de incremento de trabajo de abril, los empleados del SEPE en la provincia de Alicante han visto multiplicada su carga en un 602%, los de Valencia, en un 534% y los de Castelló, un 435%. CSIF reivindica que en las plantillas se produzcan aumento y reasignación de efectivos.

REPERCUSIÓN