CSIF alerta de la “indefensión” del personal de Función Pública de Conselleria de Sanitat y de la Dirección Provincial del SEPE
El sindicato advierte de que no les permiten teletrabajar y obligan a acudir a toda la plantilla a pesar de la falta de medidas preventivas

24 de Marzo de 2020

CSIF denuncia la indefensión que sufre el personal de algunos centros administrativos a quienes, a pesar de las características de su labor, sus responsables les impiden teletrabajar y les obligan a acudir presencialmente sin las mínimas medidas de prevención. La central sindical señala que esta situación se produce en los servicios centrales y territoriales de Conselleria de Sanitat o en la Dirección Provincial del Servicio Público Estatal de Empleo en Valencia. El sindicato ha reclamado que con urgencia la subsanen y permitan trabajar a distancia.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) señala que en la sede de Conselleria de Sanitat no han aplicado los servicios mínimos presenciales pese a que la instrucción de la Conselleria de Justicia y Administración Pública que fija un máximo del 10% de trabajadores. El sindicato indica que acude toda la plantilla: la mitad, de 8 a 14 horas, y el otro 50%, de 14 a 20 horas. Coinciden a las 14 horas, cuando unos fichan la salida y otros la entrada, sin dar tiempo al servicio de limpieza de desinfectar ascensores, barandillas o zonas comunes.

CSIF explica al malestar del colectivo de trabajadores, que agrupa a unas 400 personas en los servicios centrales con Valencia, que se agrava por el hecho de que quienes tienen niños pequeños o personas dependientes a su cargo no pueden pedir el permiso de deber inexcusable “porque ya han advertido que es discrecional y no se va a conceder”. El sindicato avisa de la falta de medidas de prevención. Esta situación se extiende a los servicios territoriales.

Por otro lado, el sindicato pide el cese del director provincial del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) en la provincia de Valencia por no adoptar medidas de prevención para sus empleados. El sindicato denuncia que en lugar de promover el teletrabajo sigue obligando a los funcionarios a acudir a la dirección provincial, donde desarrolla su labor alrededor de un centenar de funcionarios, a pesar de la docena de casos positivos en oficinas de atención y en la propia dirección provincial.

CSIF indica que la pasada semana, tanto el martes como el viernes, se dirigió a la Dirección Provincial para pedir que redujera los turnos de trabajo, que rotara por días a los empleados y que pidiera más licencias para teletrabajo. La central sindical continúa indicando que desde la Dirección Provincial no atendieron a la petición y no siguieron el ejemplo de Alicante, que ha dividido a los empleados en dos turnos presenciales que se alternan en días. Esa falta de medidas ha provocado que la oficina estatal de empleo de Gandia tuviera que cerrar el viernes por un positivo en Covid-19.

La central sindical recalca que con esa actuación, que impone la asistencia presencial sin la más mínima medida de protección, incumple el artículo 21 de la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales. En su apartado 1 b especifica este artículo: “adoptar las medidas y dar las instrucciones necesarias para que, en caso de peligro grave, inminente e inevitable, los trabajadores puedan interrumpir su actividad y, si fuera necesario, abandonar de inmediato el lugar de trabajo. En este supuesto no podrá exigirse a los trabajadores que reanuden su actividad mientras persista el peligro, salvo excepción debidamente justificada por razones de seguridad y determinada reglamentariamente”.

El sindicato lamenta que la Dirección Provincial haya desoído las peticiones del sindicato y siga manteniendo presencialmente a toda la plantilla en la sede en Valencia, que tuvo que ser desinfectada el viernes. En esta situación, y ante la indefensión que causa a sus propios trabajadores, CSIF pide al Ministerio de Trabajo el cese de su director provincial en Valencia.