CSIF considera que 2019 se cierra con recortes, sin crear el empleo suficiente y con precariedad en los servicios públicos
El sindicato lamenta el inmovilismo del Consell con la Ley de Participación Institucional o con la figura del policía local interino
30 de Diciembre de 2019
Alicia Torres, presidenta de CSIF Comunidad Valenciana

CSIF considera que el año 2019 se cierra en la Comunidad Valenciana sin haber aprovechado dinámicas económicas positivas, con demasiada precariedad en el empleo y manteniendo legislaciones obsoletas, como la de Participación Institucional o la de Coordinación de Policías Locales, que fomenta la interinidad. La central sindical recuerda que más de 360.000 personas están sin empleo según los últimos datos, y recalca, como hecho positivo, la subida del sindicalismo independiente.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) hace hincapié en que la concatenación de elecciones en 2019 no ha ayudado a que los responsables públicos priorizaran la resolución de los problemas de la ciudadanía sobre sus intereses electorales. Esto ha propiciado que lejos de mejorar la dinámica laboral, haya empeorado en numerosos casos.

El sindicato subraya que en un sector clave como la sanidad se han incrementado las listas de espera, apenas existen refuerzos a pesar de la reivindicación del sindicato de 300 facultativos más en Atención Primaria, no ha aumentado el servicio estival del SAMU en zonas vacacionales, que llega al punto de prestar atenciones sin médico, e incluso Sanidad obliga al personal sanitario, en atención domiciliaria, a conducir para llegar a la vivienda de sus pacientes. Todo esto sucede mientras se deterioran las infraestructuras, como lo demostraron la caída del techo en la entrada del hospital Arnau, la inundación de la UCI en el Llíria o las goteras en La Fe.

CSIF explica que en Educación, Conselleria ha perdido en 2019 una oportunidad para acabar con los recortes y retornar, por ejemplo, a las 18 horas lectivas en Secundaria. Mientras, los retrasos en el Plan Edificant provocan que haya centros incluso con nuevos barracones, como el IES Les Alfàbegues de Bétera. A esta situación se suma la supresión de hasta 20 programas de FP Básica o fallos informáticos en adjudicaciones.

La central sindical señala que la situación puede extrapolarse a otros sectores de la Administración Pública, como Prisiones, donde las plantillas siguen mermando por la falta de cobertura de vacantes y la inseguridad se acrecienta; o Justicia, donde existe una carencia de los juzgados necesarios para ofrecer un servicio de calidad, se produce una saturación de los actuales y falta un mantenimiento adecuado.

Del mismo modo, la escasez de recursos se plasma en Administración del Consell, mientras que en Universidades, la Generalitat, después de firmar un preconvenio en abril, ahora no suscribe el convenio para mejorar la situación del personal universitario. El sindicato subraya que las escasas mejoras han venido por la traslación autonómica de la firma de acuerdos nacionales suscritos por CSIF.

La central sindical lamenta esa “inacción” del Consell, que se acaba de plasmar, por ejemplo, en el cambio en la Ley de Coordinación de Policías Locales para mantener la figura del interino, lo que significa un retroceso en la profesionalización de la Policía Local y prima la precariedad. Del mismo modo, cerró la pasada legislatura sin desarrollar la obsoleta Ley de Participación Institucional, centrada en beneficiar a dos sindicatos sin tener en cuenta la pluralidad sindical.

CSIF apunta a que ese intento de primar a dos sindicatos de clase ha llegado incluso al extremo de que “a pesar de ascender del cuarto al primer lugar en la Mesa General de Negociación este año, al sumar más delegados, Conselleria ha relegado a CSIF al segundo puesto después de haberlo reconocido como primero”. El sindicato ha presentado recurso administrativo.

CSIF resalta que ese ascenso en la Mesa General constituye una demostración de la dinámica del sindicalismo independiente y profesional que representa. En las elecciones de Administración Central en la Comunidad Valenciana, CSIF ha sumado el 28% de los votos en laborales, mientras que en Administración del Consell ha pasado en 2019 de tener 23 a subir a 33 delegados.

En empresa privada ha ganado las elecciones en el hospital IMED, la Cooperativa Vitivinícola de La Pobla del Duc, Istobal o el comité de empresa de seguridad privada del aeropuerto de Manises, por poner algunos ejemplos del ascenso de CSIF en un año muy importante para el sindicato. En este 2019 se ha producido la retirada de Daniel Matoses, presidente autonómico desde 1996, y su relevo por Alicia Torres, vicepresidenta desde 2007, que desde el congreso de noviembre ocupa la máxima responsabilidad con el objetivo de continuar con la dinámica de crecimiento propiciada por Daniel Matoses.