CSIF recurre la RPT de Diputación de Valencia porque limita la promoción interna y crea jefaturas a medida a personal externo
El sindicato denuncia que hay más de 200 vacantes y que el equipo de gobierno destina los recursos a generar nuevos puestos

17 de Diciembre de 2019
Francisco Peñalosa, presidente de CSIF Administración Local Comunidad Valenciana

CSIF recurrirá la nueva modificación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) de la Diputación de Valencia. La central sindical ya lo ha advertido en la mesa de negociación, donde ha denunciado que la corporación está sacando nuevas plazas “sin planificación, improvisando y de acuerdo a criterios políticos”. Estos puestos de jefaturas están abiertos a personas de otras administraciones y, mientras, el equipo de gobierno se ha negado a conceder jefaturas al personal administrativo propio.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) recalca que en la actualidad existen unas 200 vacantes sobre una plantilla que se acerca al millar de trabajadores. No obstante, en lugar de incrementar el Capítulo 1 para cubrirlas, “se crean puestos de técnicos, jefaturas, unidades…, la mayoría del grupo A y, por supuesto, abiertos a otras administraciones. Curiosamente en muchos casos, hasta ahora, son cubiertos por personas procedentes de los municipios de origen de los diputados que constituyen el equipo de gobierno”.

CSIF hace hincapié en que, en este contexto, el principal damnificado es el personal propio, al que “limitan la posibilidad de optar a una plaza y de promocionar. Deberían de ofertar esos puestos al personal de Diputación antes de abrirlo a otras administraciones”. Del mismo modo, el sindicato recalca que, en esta situación, “la carrera profesional muere antes de nacer por falta de consignación, ya que estas modificaciones se lo llevan todo”.

La central sindical explica que la información que traslada el equipo de gobierno en las mesas de negociación “es confusa, sin detallar ni explicar los motivos de por qué crean tal o cual jefatura”. A esta circunstancia se suman detalles como que “no hacen públicas las comisiones de servicio, con lo que impiden que haya concurrencia. Si no las haces públicas y son de libre elección, solamente podrían estar seis meses y en la Diputación hay gente que lleva años en esas plazas”.

CSIF exige a Diputación de Valencia que rectifique, que aplique criterios de transparencia y planificación en la convocatoria de plazas, que cubra las vacantes existentes en la actualidad y que impulse la carrera profesional para el personal propio.