CSIF avisa que solamente existen dos unidades médicas de prevención en la provincia de Valencia y reclama refuerzos
El sindicato advierte de la falta de revisiones de salud de los empleados públicos

04 de Noviembre de 2019

CSIF explica que en la actualidad únicamente existen dos unidades de personal sanitario para la prevención de la salud que atienden al conjunto de empleados públicos de administración del Consell, Justicia y Educación en la provincia de Valencia. La central sindical señala que mientras que la ratio debería de ser de una unidad por cada 2.000 trabajadores, en la provincia de Valencia se acerca a una unidad por alrededor de 25.000 empleados públicos.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) apunta que el decreto 123/2011 de 10 de julio del Consell, especifica que la Generalitat “deberá adoptar todas las medidas precisas para la prevención de riesgos laborales y la vigilancia de la salud de los empleados a su servicio”. De la labor de prevención de riesgos se ocupa el Instituto Valenciano de Seguridad y Salud en el Trabajo (Invassat). No obstante, el sindicato señala que carece de los medios y unidades necesarias para llevar a cabo esa tarea de prevención.

CSIF relata que en una encuesta realizada por el sindicato, “la totalidad de las respuestas apuntaban a no haber recibido nunca una revisión médica por parte de la Generalitat o de haberla recibido hace más de un lustro”. El sindicato alerta de que esa falta de medios y revisiones impide, por ejemplo, detectar enfermedades derivadas del trabajo o realizar una vigilancia de la salud.

La central sindical reclama con urgencia un refuerzo de unidades para la prevención y atención de la salud de empleados públicos. CSIF considera “incoherente” que mientras “la Generalitat sanciona a empresas privadas por no acometer las revisiones de sus trabajadores, en la administración pública puedes pasarte décadas sin que te las hagan, aunque deberían de ser periódicas”.