CSIF denuncia ante la Mesa Sectorial de Seguridad de Sanitat la imposición de conducir vehículo en la atención domiciliaria
El sindicato avisa que resulta “incompatible”, desde la salud laboral, esa obligación con el ejercicio de la función de personal sanitario

24 de Octubre de 2019
José Luis Arnau, delegado de prevención de CSIF Sanidad en la provincia de Valencia

CSIF ha denunciado, ante la Mesa Sectorial de Seguridad y Salud de Conselleria de Sanitat, “la imposición de utilizar vehículos no medicalizados y sin conductor al personal sanitario de los Puntos de Atención Continuada”. La central sindical ha exigido en este órgano de negociación “que sean los propios conductores existentes en Conselleria quienes movilicen exclusivamente estos vehículos”.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha presentado un informe en la última reunión de la Mesa Sectorial en el que afirma que “desde el punto de vista de la salud laboral resulta del todo incompatible la situación de ejercer la función asignada como personal sanitario de atención continuada con la de conducir vehículos de forma permanente durante el desempeño de su trabajo en su jornada laboral habitual”.

El sindicato, en su informe, ha subrayado que “los factores de riesgo que van a asumir tanto médico como enfermero de Atención Continuada no son inherentes a su puesto de trabajo” o que “existiría una carga de estrés y fatiga añadida”. Además, incluye que “los factores inherentes a su puesto de trabajo pueden afectar a la función de conducir en situaciones de máximo estrés debido a su labor como personal de urgencias”.

CSIF también advierte de que “dichos profesionales no han sido formados como conductores”, a lo que añade que “no se ha sometido a este colectivo de profesionales a una vigilancia de la salud específica para conducir vehículos” y que “la DGT aconseja no mantener jornadas prolongadas sin dormir con el fin de evitar accidentes, y la jornada en los PAC oscila entre las 16 y las 24 horas de forma habitual”.

La central sindical suma a esos factores, en el informe presentado, que “a día de hoy no existe evaluación de riesgos del puesto de conductor de vehículos no medicalizados” o que “no es requisito estar en posesión del permiso de conducir que les habilite para acceder a sus puestos de trabajo”. CSIF recuerda que “uno de los mayores factores de riesgo es el de accidentes de tráfico”, y advierte del peligro de atropellos que “ponen en riesgo al profesional y a terceras personas”.

El sindicato ha realizado este informe sobre salud laboral y lo ha presentado esta semana en mesa sectorial. CSIF fue el único sindicato que no firmó, en septiembre de 2018, el denominado Pacto para la Gestión del Desplazamiento del Personal de Atención Primaria, que implica que los profesionales sanitarios tengan que conducir el vehículo en que se desplazan para la atención domiciliaria. Una vez trasladado el informe a la reunión de Mesa Sectorial, el sindicato prepara las siguientes medidas, entre las que contempla acciones judiciales si no dota Sanitat a estos vehículos de conductor.

REPERCUSIÓN

EL PERIODIC.COM

CSIF denuncia ante la Mesa Sectorial de Seguridad de Sanitat la imposición de conducir vehículo en la atención domiciliaria