CSIF aborda medidas para mejorar la situación de los vigilantes de seguridad de la factoría Ford
La sede del sindicato ha acogido una asamblea de este colectivo, que reclaman más protección frente a las altas temperaturas
23 de Julio de 2019
José Luis Sáez, responsable de Seguridad Privada de CSIF Comunidad Valenciana

En la sede del sindicato CSIF se celebró ayer una asamblea de vigilantes de seguridad pertenecientes a la empresa de seguridad Securitas Seguridad España, que prestan sus servicios de vigilancia en la factoría de la multinacional Ford, ubicada en la localidad de Almussafes.

El motivo de la reunión consistía en abordar el conflicto colectivo que mantienen estos profesionales con la empresa Securitas con motivo de las diferentes modificaciones sustanciales de horario que perjudican gravemente a los diferentes trabajadores y que ha provocado que el comité de empresa de Securitas Valencia interponga denuncia contra la mercantil al no llegar acuerdos favorables para los trabajadores.

Ante esta situación, y viendo la falta de acuerdos negociados con la empresa, el sindicato CSIF ha celebrado la asamblea informativa para evaluar diferentes acciones posibles a tomar para mejorar la calidad laboral del entorno de trabajo que sufren a diario los vigilantes de seguridad en la prestación de sus servicios en la Factoría de Ford Almussafes. Entre los problemas que sufren estos profesionales se encuentran las las altas temperaturas en los diferentes puestos asignados, frente a las que la empresa adopta medidas preventivas muy básicas que no protegen adecuadamente a los trabajadores.

El sindicato CSIF alerta de temperaturas de entre 35 y 40 grados que soportan los vigilantes de seguridad de la factoría Ford, ubicada en Almussafes. La central sindical reclama a la empresa contratista del servicio que proporcione los medios necesarios para atenuar estas temperaturas. Del mismo modo, pide una adaptación de horarios y recuerda que existe un conflicto colectivo interpuesto.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) explica que estos profesionales, que constituyen un colectivo de unos 35 trabajadores, tienen que llevar chalecos reflectantes sin apenas transpiración y no han recibido dotación básica como gorras. El sindicato señala, además, que a pesar de realizar su labor en algunos casos en puntos fijos, como el puente sur, la empresa no ha instalado ni pérgolas ni parasoles para protegerles y generar sombras, ni tampoco ha contemplado la necesidad continua de hidratación.

CSIF recuerda, por otra parte, que la precariedad de estos profesionales se agrava ante el cambio de horarios llevado a cabo por la empresa, que les impide, en la práctica, utilizar el servicio de autobús para empleados de la factoría. Esta opción sí que la tenían con anterioridad y motivó que la empresa suprimiera el complemento por kilometraje que percibían.

La central sindical explica que existe un conflicto colectivo interpuesto al respecto por el comité de empresa debido a “las diferentes modificaciones sustanciales de horario que perjudican gravemente al colectivo de trabajadores”. El sindicato insta a Securitas Valencia a que se siente a negociar para adaptar los horarios y mejorar la protección de los profesionales frente a las altas temperaturas.

REPERCUSIÓN

EL PERIODIC.COM

CSIF advierte de las altas temperaturas que soportan los vigilantes de seguridad de la factoría de Ford en Almussafes

RIBERA BAIXA