CSIF exige al alcalde de La Pobla de Vallbona que rectifique y no realice acusaciones infundadas
El sindicato replica a las manifestaciones del primer edil sobre la polémica por la convocatoria de una plaza de inspector
18 de Junio de 2018

Francisco Peñalosa Carrasquer, presidente autonómico de Administración Local en la Comunidad Valenciana del sindicato CSIF, contesta al alcade del Ayuntamiento de La Pobla de Vallbona, Josep Vicent García i Tamarit, quien acusó al CSIF de ejercer “presiones” en la convocatoria de una plaza de oposición de inspector de Policía Local en dicho Ayuntamiento.

En primer lugar, el Sr. García manifiesta que la convocatoria de la plaza de inspector de Policía Local era para cubrir la vacante que dejará en breve uno de los dos inspectores por jubilación anticipada. Pero la realidad es otra, y es que el alcalde del Ayuntamiento de La Pobla de Vallbona, en la Plantilla del Personal para el año 2018, publicada en el BOP el día 19 de diciembre de 2017, aprueba que serán tres las plazas de inspector y no dos; con el consecuente incremento en la partida de personal. Y lo cierto es que en la actualidad, de esas tres plazas de inspector creadas y presupuestadas por el Ayuntamiento de La Pobla de Vallbona, solo hay una cubierta; extremo este que debería explicar el Sr. García.

El alcalde poblano critica que se está ejerciendo una “presión personal” sobre el trabajador que se ha presentado a la plaza de inspector de Policía Local, pero no detalla ningún hecho concreto. Desde el sindicato CSIF se le insta a que si tiene conocimiento de que se están ejerciendo “presiones personales” sobre algún trabajador del Ayuntamiento que dirige, lo denuncie de inmediato ante el Juzgado competente. Y, en todo caso, se le invita a que no realice acusaciones infundadas sobre el sindicato CSIF, máxime cuando estas pudieran ser injuriosas y calumniosas y trascender al ámbito penal; y se le exige que rectifique sin más dilación.

Resulta sorprendente que el primer edil considere “injustificado” que el sindicato haya recurrido la convocatoria de la plaza de inspector, cuando con fecha 15 de febrero de 2018, el propio consistorio poblano notifica al sindicato que estima parcialmente el recurso que ha presentado; admitiendo que existen “irregularidades” en las bases que regulan la convocatoria de la plaza de inspector.

En concreto, el Ayuntamiento modifica las bases y las publica de nuevo en el BOP, porque reconoce haber incumplido la ley, al dejar fuera del tribunal de la oposición al jefe de la policía local. Además, con fecha 23 de abril de 2018, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 5 de Valencia dictó decreto admitiendo la demanda presentada por el sindicato CSIF contra el Ayuntamiento de La Pobla de Vallbona, por las presuntas “irregularidades” existentes en las bases que regulan la convocatoria de la plaza de inspector; y señala la vista para el día 2 de abril de 2019.

De esta manera, desde la jurisdicción de lo Contencioso Administrativo de Valencia, se está reconociendo la legitimidad que tiene el sindicato CSIF para presentar esta demanda, como sindicato mayoritario en el Ayuntamiento de La Pobla de Vallbona; y se está admitiendo la existencia de indicios razonables que la respaldan y fundamentan.

Por último, el alcalde poblano alude a la falta de transparencia en procesos selectivos de años anteriores, y en concreto, se refiere a la “necesidad de revisar los anteriores procesos de acceso a la función pública de determinados oficiales de Policía”. Resulta curiosa dicha afirmación, cuando de los 7 oficiales existentes en la plantilla del Cuerpo de Policía Local de La Pobla de Vallbona, al menos 4 aprobaron la plaza de oficial en propiedad cuando el Sr. García concejal del equipo de gobierno del anterior alcalde socialista Guillermo García Baguena. Por lo que, sin duda, el actual alcalde del Ayuntamiento de La Pobla de Vallbona podrá dar toda la información que considere oportuna sobre dichos procesos.

Resulta también llamativo que uno de estos oficiales que aprobó la plaza en propiedad, siendo el Sr. García concejal del equipo del gobierno del entonces primer edil socialista Guillermo García Baguena, es el único trabajador que se ha presentado a la convocatoria de la plaza de inspector de Policía Local.