CSIF pide a Sanidad que retrase a después de septiembre las oposiciones de auxiliar de enfermería y de celador
El sindicato avisa del problema de atención asistencial que puede generar convocar exámenes durante periodo vacacional
28 de Mayo de 2018
Dolly Prunés, vicepresidenta de CSIF Sanidad Comunidad Valenciana

CSIF ha pedido por escrito a la Dirección General de Recursos Humanos de Conselleria de Sanitat que aplace los exámenes de oposición de Técnicos en Cuidados Auxiliares de Enfermería (TCAE) y de celador, convocados en septiembre, y los sitúe fuera del periodo vacacional. La central sindical advierte del importante "problema de atención sanitaria al paciente que puede suponer mantener esta fecha”.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) apunta en su escrito que “del 1 de julio al 30 de septiembre, como recoge el decreto 38/2016, de 8 de abril, del Consell, constituye el periodo vacacional ordinario y, como establece su artículo 23, las vacaciones se disfrutarán entre ese periodo”. Conselleria contrata a personal interino, de sustitución, que esos meses cubre los turnos de vacaciones de verano.

El sindicato apunta que “una gran proporción de las personas que acudirán a los exámenes está realizando sustituciones durante esos meses. Estos profesionales tienen todo el derecho a presentarse al examen de oposiciones. Si se mantuviesen las actuales fechas de exámenes de septiembre, podrían suponer un problema de atención sanitaria a los pacientes”.

La central sindical explica que el examen de TCAE está previsto para el 16 de septiembre de este año y están inscritas para realizarlo unas 21.000 personas. Por su parte, el de celadores ha sido programado por Conselleria para el domingo 30 de septiembre, y se han registrado para opositar alrededor de 31.000 aspirantes. En total, aproximadamente 52.000 personas participarán en estas pruebas que CSIF ha pedido a Sanitat que las aplace a después del periodo vacacional.

El sindicato, además, ha solicitado a Conselleria, sobre todo por la oposición de médico de familia del 1 de julio, que “envíe las instrucciones pertinentes a los gerentes de departamento para garantizar que el personal que se presente al examen y tenga guardia, libre el día del examen”. Esta situación implica que si han iniciado una guardia la jornada anterior a la prueba, “deberán cesar su actividad a las cero horas del día del examen y tener prevista su sustitución”.

REPERCUSIÓN

EL MUNDO