CSI•F avisa que 20 pacientes han dormido en Observación del hospital Clínico de Valencia y que el Peset anula operaciones
El sindicato considera que no ha existido previsión por parte de Conselleria de Sanidad y alerta de la complicada situación en el hospital de Manises
11 de Enero de 2017

CSI·F avisa que la unidad de Observación del hospital Clínico Universitario de Valencia continúa saturada. Si el lunes pernoctaron 30 pacientes, en la noche del martes al miércoles lo hicieron 20 en camas habilitadas. La central sindical lamenta la falta de planificación por parte de Conselleria de Sanidad, que se plasma en otros hospitales, como el Doctor Peset, donde ha paralizado la actividad de quirófanos para disponer de camas.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F) señala que el retraso en la apertura de la sala de preingreso y la carencia de camas libres en planta, debido a la escasez de recursos y al retraso en dar algunas altas, provoca la acumulación de pacientes en Observación. Estos pacientes comparten un reducido espacio durante horas e incluso días, y carecen de la intimidad necesaria.

El sindicato subraya que el problema se viene arrastrando y urge a Conselleria de Sanidad a adoptar medidas para solucionarlo. Si el pasado lunes durmieron 30 personas en las camas habilitadas en la unidad de Observación, la noche del martes al miércoles lo hicieron 20. La central sindical reclama más medios y un incremento de la plantilla de trabajadores.

La central sindical explica que la situación en el hospital de Manises también resulta complicada. Hasta 15 pacientes han dormido esta última noche en Observación de Urgencias. El sindicato reclama más plantilla, ya que diez médicos atienden a las 180 personas ingresadas en planta y la dotación de Urgencias se limita a seis enfermeros por turno, aunque ahora reforzada.

CSI·F, por otra parte, explica que el hospital Doctor Peset, también en Valencia, suspendió la actividad en dos quirófanos el martes y uno este miércoles. El objetivo consistía en aprovechar las camas de los pacientes que iban a ser ingresados tras la operación para destinarlas a otros que procedían de Urgencias. El sindicato considera que esta situación podría haberse evitado con una mejor planificación.

La central sindical comenta que la plantilla en Urgencias se ha reforzado tarde, cuando ya estaba saturado el servicio, y no ha existido una previsión. Del mismo modo, subraya que el espacio destinado a Urgencias se ha quedado obsoleto y demasiado pequeño para las necesidades actuales, por lo que reclama una reforma para mejorarlo.