CSI·F y la Confederación Europea de Sindicatos Independientes defenderán las condiciones de los empleados públicos ante un eventual rescate de España
18 de Octubre de 2012

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F), sindicato mayoritario en las AA.PP. y la Confederación Europea de Sindicatos Independientes (CESI) –sindicato interlocutor europeo para el diálogo social—acordaron hoy trabajar al más alto nivel, con las instituciones europeas y el Gobierno de España para evitar que un eventual rescate sobre nuestro país vuelva a incidir sobre las condiciones laborales de los empleados públicos.

El presidente de CSI·F, Miguel Borra, y el secretario general de la CESI, Klaus Heeger, mantuvieron hoy una reunión en Madrid, en la que analizaron las consecuencias de la crisis económica sobre los empleados públicos de los diferentes países de la UE y en concreto, las particularidades del sector español ―especialmente castigado por las decisiones gubernamentales a lo largo de los últimos tres años.

Ambas partes coincidieron en que los empleados públicos españoles ya han pagado parte de las condiciones encubiertas del rescate: rebaja salarial, tres congelaciones salariales consecutivas, retracción de paga extra, días de libre disposición, reducción del sueldo por baja médica y una pérdida de poder adquisitivo de más del 30 por ciento.

Además, en el último año, se ha producido la destrucción de más de 220.000 puestos de trabajo y la Administración es ya el tercer sector que proporcionalmente arrastra una mayor pérdida de empleos, detrás de la Construcción y las Industrias Extractivas.

En este sentido, CSI·F considera que “ha llegado hora de pasar página a los recortes y afrontar la reforma que necesita la Administración”. Así, reclama al Gobierno como principal responsable de la gestión del país y al resto de las fuerzas políticas, que negocien junto a los representantes sindicales un pacto de Estado y un Plan de Recursos humanos realista y acorde a los servicios que merecen nuestros ciudadanos