CSI-F avisa que no respaldará una privatización de Correos tras su entrada en la SEPI
20 de Abril de 2012

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) –sindicato mayoritario en Correos y Telégrafos-- advirtió hoy de que no aceptará una eventual privatización de esta entidad, tras su entrada en la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales, por las consecuencias que tendría en la disminución de la calidad, eficiencia y el precio de este servicio público.

Además, CSI-F pone de relieve que el Estado tiene pendiente de pago 318 millones de eurosde los 562,7 millones de euros devengados por las liquidaciones de 2008, 2009 y 2010, que están previstos para la modernización y actualización tecnológica de los centros de trabajo.

Por otra parte, tras la comparecencia ayer del presidente de la sociedad, Javier Cuesta, este sindicato lanzó un mensaje de tranquilidad, dado que la reducción de plantilla se sitúa en el marco del plan de amortización de plazas iniciado en 2002, a través de jubilaciones, excedencias incentivadas y traslados a otros ministerios y organismos públicos.

Por tanto, CSI-F precisa que esta reducción de plazas no es excepcional y no perjudicará al proceso de consolidación de plazas de personal laboral eventual a fijo (3.000 plazas) que se llevará a cabo, previsiblemente, antes del próximo verano.

CSI-F quiere recalcar que Correos ha pasado en unos años de tener un plantilla de 70.000 empleados a los actuales 58.000, siguiendo durante este tiempo la política de incentivar las bajas en la empresa, facilitar los desplazamientos voluntarios de los funcionarios a las Administraciones, y publicar nuevas convocatorias para la entrada de nuevo personal fijo laboral que cubran parcialmente el exceso de bajas y eviten una descapitalización de los recursos humanos.


¡¡SEGUIMOS DEFENDIENDO LO PÚBLICO!!