CSI·F exige un plan de inversión en infraestructuras que responda a la demanda social de plazas en las Escuelas Oficiales de Idiomas
30 de Mayo de 2013

CSIF informa:

La Conselleria de Educación ha presentado hoy en la Mesa Sectorial el borrador definitivo de la nueva orden que regulará el funcionamiento y organización de las Escuelas Oficiales de Idiomas en la Comunitat Valenciana.

CSI·F lamenta que la Administración opte por responder a la demanda social de plazas apostando por reducir la calidad de la enseñanza en idiomas y empeorando las condiciones laborales del colectivo docente. Lo que necesita la Comunitat Valenciana es un plan de inversión en infraestructuras, no una nueva orden que consolida tanto el aumento de ratios como el incremento de la carga lectiva del profesorado de idiomas.

CSI·F ha recordado a la Administración en la Mesa Sectorial que el aumento de ratios y carga lectiva aprobado en el Real Decreto 14/2012 no son de obligado cumplimiento, y que, de hecho, no todas las Comunidades Autónomas lo han aplicado con el mismo rigor. Sin embargo, la Conselleria de Educación ha optado por aplicarlo en sus valores máximos y mantiene en esta orden los ratios de 42 alumnos para el nivel básico, 36 para el nivel intermedio y 30 para el nivel avanzado. La propuesta de la Administración alcanza niveles surrealistas si hablamos además de los ratios mínimos, ya que contempla como valores mínimos guarismos que organizaciones con gran prestigio internacional en la enseñanza de idiomas no contemplan ni como valores máximos. CSI·F teme que en muchos casos estos ratios mínimos impliquen la desaparición de algunos idiomas minoritarios en las EOIs y provoquen que los docentes que imparten estas lenguas pasen a engrosar las listas de desempleados. Aunque CSI·F insistión en la Mesa Técnica sobre la importancia de este punto, la orden no garantiza siquiera que si empiezas a estudiar un idioma en un nivel determinado (por ejemplo A2), puedas continuar los estudios hasta el nivel B2.

La nueva orden mantiene también el aumento de la carga lectivo de 18 a 20 horas lectivas, si bien hay que reconocer que el borrador presentado en Mesa Sectorial supone una clara mejora sobre el primer documento presentado en Mesa Técnica, ya que el borrador inicial implicaba que los docentes pasaban de impartir 4 grupos semanales a 5 grupos (más de 200 alumnos en el nivel básico). CSI·F propuso en la Mesa Técnica que este quinto grupo no fuera un grupo de matrícula ordinaria, sino que se dedicara a reforzar destrezas específicas (conversación, lenguaje técnico, etc.) o que se utilizara para reforzar la formación del profesorado que está preparándose para obtener el Certificado de Capacitación en Lenguas Extranjeras. La Administración ha aceptado la propuesta de CSI·F y serán las Escuelas Oficiales de Idiomas las que definan la distribución y tipo de los grupos que imparte cada profesor.

Otra propuesta de CSI·F que la Administración ha incorporado al documento es la eliminación de la FIS (Ficha Individual de Seguimiento), una medida que desde el principio contó con la oposición del profesorado de idiomas porque suponía un aumento de la tarea burocrática y reducía el número de horas que podían dedicar a impartir el currículo de la asignatura. La nueva orden contempla además que el profesorado de la EOI, previo acuerdo del departamento de idiomas correspondiente, pueda compensar la nota obtenida por el alumnado oficial en las pruebas de certificación, es decir, mantiene la discriminación positiva que la FIS otorgaba a los alumnos oficiales que superaban el curso presencial en la EOI, pero no obliga a aplicarlo a todos los departamentos y Escuelas, dejando la decisión en manos de los docentes y dotándoles de la autonomía que siempre reclamamos desde este sindicato. Lamentamos sin embargo que esta propuesta no haya contado con la unidad sindical, ya que ante el debate producido en la Mesa ha dado la sensación de que la Administración ha estado a punto de eliminar esta discriminación positiva, que no perjudica a nadie y sí favorece a los alumnos oficiales. Quizás han olvidado que muchos docentes se están viendo obligados a cursar enseñanzas en las EOIs para certificar su conocimiento de Inglés.

CSI·F también ha solicitado en la Mesa Sectorial la eliminación de las pruebas homologadas que realizan los Institutos de Secundaria. El nuevo decreto de acreditación de lenguas extranjeras permite otorgar a los alumnos que superen el Bachillerato el nivel A2 del sin tener que realizar una prueba de nivel. Para CSI·F no tiene sentido que después de declarar apto a un alumno en junio de un determinado nivel de idiomas, el mismo profesor tenga que volver a evaluarle para certificar ese nivel. Estos exámenes, además de aumentar el trabajo de los compañeros que imparten idiomas en los Institutos, no aportan ninguna ventaja adicional, ya que las Escuelas de Idiomas también organizan exámenes para certificar dichos niveles. La Administración se ha comprometido a derogar estas pruebas en cuanto la comisión que regula la aplicación del Decreto de acreditación publique la normativa necesaria.

La nueva orden incorpora también una medida que CSI·F solicitó por escrito hace algunas meses, la posibilidad de que las pruebas oficiales de certificación contemplen una segunda prueba extraordinaria en septiembre. CSI·F celebra que su propuesta haya sido escuchada, pero pidió en la Mesa Técnica que la orden concretara un poco más en qué condiciones se celebraría esa prueba extraordinaria. La respuesta de la Administración fue que tenían que evaluar el coste económico de esta segunda prueba para concretar los detalles, por lo que se regulación se realizará en una orden posterior. CSI·F ha solicitado que esta convocatoria extraordinaria, que contemplan muchas otras Comunidades ya, se convierta en una realidad en el curso 2013-2014.

Otro detalle positivo de la orden es que las EOIs podrán empezar a impartir de forma general los niveles C1 y C2 del Marco Común de Referencia para las Lenguas (MCRL). Hasta ahora estos niveles eran experimentales y no se podían certificar. CSI·F ha solicitado además que el próximo curso se articulen pruebas extraordinarias para que el alumnado que ha participado en los programas experimentales pueda certificar oficialmente estos niveles, una medida que pretende compensar el agravio comparativo que estaba sufriendo el alumnado valenciano respecto a otras comunidades autónomas donde estos niveles se imparten desde hace años. La Administración ha prometido estudiar la posibilidad.

Sin embargo, las buenas noticias parece que acaban aquí. La Administración ha contemplado en la orden unas reducciones horarios tanto para los equipos directivos, como para los jefes de departamento y coordinadores claramente inferiores a las contempladas en la orden anterior. CSI·F no entiende este claro ataque a las condiciones laborales del profesorado que imparte idiomas, ya que las funciones desempeñadas por estos cargos son las mismas o han aumentado respecto a la orden de 2009. CSI·F pidió a la Administración un esfuerzo negociador en este punto, y si bien la propuesta del borrador final mejoraba la inicial, la consideramos claramente insuficiente porque queda muy lejos de los valores contemplados en 2009. Si además de aumentar el número de alumnos de los que son responsables estos cargos, reducimos las horas que tienen para atender sus responsabilidades, el efecto sobre la calidad de la enseñanza será claramente negativo y puede provocar problemas de organización en el funcionamiento de las EOIs.

CSI·F no ha querido terminar su intervención sin recordar a la Administración que tiene una responsabilidad directa en la formación de sus trabajadores, los docentes, más si cabe cuando le está exigiendo acreditar un nivel B2 de Inglés en los próximos años. La oferta de idiomas para el colectivo docente debe ser amplia y de calidad si realmente pretende alcanzar los objetivos marcados en el Decreto de Plurilingüismo publicado en 2012, y así lo hemos transmitido a sus responsables en esta Mesa Sectorial. Esta nueva orden afecta al colectivo docente por partida doble, como profesor y como trabajador al que se le exige que se forme en idiomas, por lo que CSI·F ha intentado en todo momento que en la negociación se impulsen medidas que faciliten la acreditación de un idioma, algo en lo que desgraciadamente no ha habido unidad sindical.

En resumen, aunque la nueva orden incluye algunas medidas que permitirán mejorar el funcionamiento de las EOIs, intenta resolver un problema de demanda social de plazas sin hacer las inversiones necesarias, a costa de empeorar las condiciones laborales del profesorado y de aumentar los ratios, medidas que afectarán claramente a la calidad de la enseñanza en idiomas en la Comunitat Valenciana. ¿La Administración va a seguir apostando por utilizar aularios que muchas veces no cumplen las condiciones óptimas para enseñar idiomas?.¿Cómo es posible que solo exista una Escuela Oficial de Idiomas en Castellón? ¿Cuanto tiempo estamos esperando la nueva EOI de Valencia?. Preguntas que ha formulado CSI·F y ante las que la Administración ha ofrecido el silencio por respuesta.

Más información:


Si quieres resolver tus dudas, pregunta en nuestro Facebook y nuestro Twitter

CSIF, sindicato despolitizado al servicio del docente

+info en nuestra nueva web: http://www.csi-f.es/es/sector/ensenanza/ambito/comunidad-valenciana

Afiliarse a CSIF es rentable. Pasos para afiliarse:
1) Descarga e imprime la solicitud (pincha aquí
)
2) Rellénala con tus datos personales y bancarios.
3) Tráela a cualquier sede de la Comunitat Valenciana para conocernos personalmente,
envíanosla escaneada por e-mail, o mándala a uno de estos faxes:
- Alicante: C/ Virgen del Socorro, 60 1º C. Fax: 965269454 e-mail: ense03@csi-f.es
- Castellón: C/ Onda, 7 bajo. Fax: 964341992. e-mail: ense12@csi-f.es
- Valencia: C/ Gibraltar, 11 Fax: 963153394 e-mail: ensecv@csi-f.es

Los textos elaborados por el Sector de Enseñanza de CSIF Comunitat Valenciana están protegidos bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported